1
Publicado el 7 Febrero, 2019 por Prensa Latina en Mundo
 
 

Denuncia Rusia injerencia directa de EE.UU. en asuntos venezolanos

Pienso que no es solo un doble rasero, aquí más bien hay una intervención directa en asuntos internos de Venezuela, que está prohibido por el derecho internacional, declaró la vocera de la Cancillería rusa, María Zajarova.
María Zajarova, vocera de la Cancillería rusa/ PL

(Foto: prensa-latina.cu)

Por Antonio Rondón García

Moscú, 7 feb (PL) Rusia consideró hoy que en el caso de Venezuela se trata, más allá de un doble rasero, de una injerencia directa en los asuntos internos de ese país, donde Estados Unidos busca adueñarse de sus recursos energéticos.

Pienso que no es solo un doble rasero, aquí más bien hay una intervención directa en asuntos internos de Venezuela, que está prohibido por el derecho internacional, declaró en exclusiva a Prensa Latina la vocera de la Cancillería rusa, María Zajarova.

Contra esa misma injerencia lucha el mundo, incluido Washington que intenta luchar en los últimos años y comunica a otros que no permitirá la interferencia en los asuntos internos norteamericanos, sobre todo, en las elecciones, apuntó.

Escuchamos tantas veces de los estadounidenses que no se puede interferir en los comicios, que ahora resulta absurdo como ellos no solo intervienen en las elecciones, sino, de forma manual, intentan cambiar gobiernos, destacó la vocera.

Nadie tiene alguna duda de que Washington quiere deponer el gobierno legítimo en Venezuela, para tener acceso al control de sus recursos energéticos, afirmó.

Considero que eso todo el mundo lo entiende, es una estrategia de Estados Unidos practicada en regiones completas, no solo en algunos países, recordó la diplomática rusa.

Nosotros entendemos la dependencia de la economía norteamericana de las materias primas y del precio del petróleo, de ahí la importancia para la Casa Blanca de tales indicadores, consideró.

Y por supuesto, sabemos la actitud que tiene Estados Unidos hacia América Latina, hacia los países de norte y sur de América, subrayó Zajarova.

Washington para nada esconde sus intenciones de reanimar la concepción, según la cual Latinoamérica es su patio trasero, afirmó.

Esto es inaceptable desde el punto de vista de las relaciones internacionales modernas, cuando cada país declara su soberanía y pide respeto, acotó.

Los estados pueden resolver todos sus asuntos de forma independiente y sin ninguna tutela, y mucho menos aún, pueden aceptar esa actitud grosera de Estados Unidos. Eso no se debe permitir, opinó.


Prensa Latina

 
Prensa Latina