0
Publicado el 24 Enero, 2020 por Prensa Latina en Mundo
 
 

EE.UU. tras decisión de Bolivia de suspender relaciones con Cuba

Ministro Presidencia golpista d Bolivia, Yelko Núñez

(Ilustración de Prensa Latina)

La Paz, 24 ene (Prensa Latina) La decisión del gobierno de facto de Bolivia de suspender relaciones diplomáticas con Cuba fue precedida por contactos oficiales con Estados Unidos, tanto en ese país como en La Paz.

La medida fue anunciada hoy por el ministro de la Presidencia, Yerko Núñez, en ausencia de la canciller boliviana, Karen Longaric, quien visita oficialmente Estados Unidos, y dos días después de la presencia en La Paz del subsecretario de Estado para Asuntos Políticos, David Hale.

Expertos consultados señalaron que ‘siendo Cuba una especie de obsesión del gobierno de Donal Trump y objeto de una política hostil de Washington’, sería coherente que en esos contactos la parte norteamericana haya estimulado al régimen a sumarse a esa política.

Hale se reunió con la presidenta de facto, Jeanine Áñez, y sobre lo tratado solo se informó oficialmente que hablaron de las relaciones bilaterales y la acreditación de un nuevo embajador norteamericano y sobre el apoyo, para muchos injerencista, de Washington a la autoproclamada presidenta.

Anunció que su Gobierno determinó enviar un nuevo embajador a Bolivia, algo que el régimen busca desde su instalación, al punto que una de sus primeras decisiones fue acreditar al suyo, tras varios años en que las relaciones se mantenían en un bajo nivel, ante el rechazo del expresidente Evo Morales a la injerencia de Washington.

Por su parte, la canciller Longaric se reunió ayer en Estados Unidos con el subsecretario de Estado norteamericano, Nathan A. Sales, para abordar temas de cooperación, trata y tráfico y lucha contra el terrorismo, según la versión oficial del encuentro.

La ministra dialogó también con el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, instrumento de la política anticubana de Washington, y le ofreció apoyo para su reelección en el cargo, promovida por Estados Unidos.

Previamente, el lunes último, la canciller se reunió con el secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, uno de los halcones de la política exterior de la Casa Blanca, quien le expresó a la visitante gran interés en estrechar las relaciones bilaterales, según lo oficialmente informado aquí.


Prensa Latina

 
Prensa Latina