0
Publicado el 4 Marzo, 2020 por Prensa Latina en Mundo
 
 

Promueve EE.UU. injerencia directa contra Siria

Tres altos funcionarios estadounidenses entraron a zonas de la provincia siria de Idleb, en abierta violación de las normas internacionales.

prensa-latina.cu

Por Pedro Garcia Hernandez

Damasco, 4 mar (Prensa Latina) Tres altos funcionarios estadounidenses entraron a zonas de la provincia siria de Idleb, en abierta violación de las normas internacionales, denunció hoy la Cancillería de esta nación del Levante.

El Ministerio de Relaciones Exteriores sirio dijo que esta fue una acción ‘de bandolerismo de la administración de Washington y el gobierno turco. James Jeffrey, representante de Washington para Siria y Kelly Kraft, delegada de Estados Unidos en Naciones Unidas, junto a David Satterfield, embajador norteamericano en Turquía, entraron subrepticiamente a territorio de esa provincia por el cruce fronterizo de Bab Al Hawa, de acuerdo con datos publicados.

‘Turquía es un aliado de la OTAN. Tenemos un muy, muy grande programa de ventas militares en el extranjero. Gran parte de los militares usa equipo estadounidense. Nos aseguraremos de que el equipo esté listo y sea utilizable ‘, dijo Jeffrey en reportes divulgados entre otros, por la cadena Al Masdar.

Estados Unidos comparte inteligencia con Turquía a través de la OTAN y enfatizó que Washington ‘se asegurará de que tengan lo que necesitan allí’, agregaron los informes.

En ese sentido, el Ministerio de Relaciones Exteriores sirio indicó que ‘no es sorprendente que los funcionarios estadounidenses se infiltraren de esta manera después de proporcionar todas las formas de apoyo a los grupos terroristas, incluido su traslado oculto a Siria,

Eso es una violación flagrante de todas las resoluciones de la ONU relativas a la lucha contra el terrorismo, añade el texto.

Imágenes difundidas en Internet e incluso en medios oficiales turcos, muestran a Jeffrey y los otros funcionarios estadounidenses posando con miembros de los controvertidos Cascos Blancos.

Para analistas y observadores, Jeffrey y sus colegas actuaron con total cinismo y confirmaron que Estados Unidos quisiera apoyar las operaciones de Turquía en Idlib mediante el suministro de municiones y asistencia humanitaria.

De igual forma, los comentarios al respecto señalan que Washington y sus aliados, carecen de sensatez y provocan un peligroso aumento de tensiones en medio de un continuo enfrentamiento de tropas turcas en apoyo a grupos extremistas y en contra del Ejército sirio.

Turquía, que sostiene y arma al llamado Frente Nacional de Liberación, integrado por elementos del antes Ejército Libre Sirio, intenta calificar de ‘autodefensa’ los ataques contra Siria.

Ankara concilia intereses con la Junta para la Salvación, otrora Al Nusra y el Partido del Turkestán, mayormente formado por mercenarios de la etnia china de los uigures, de acuerdo con insistentes denuncias de Damasco y Moscú.

Todo ocurre, cuando el Ejército sirio avanza en regiones de Idleb y la provincia de Alepo, ambas fronterizas con Turquía y en pleno derecho a defender el territorio nacional ante la presencia de las organizaciones terroristas, limitadas ahora a cerca de un tercio de los seis mil 100 kilómetros cuadrados de la primera región mencionada.

De igual forma, la intensidad en el incremento de las acciones estadounidenses en respaldo de Turquía, incluyen una vasta campaña mediática para falsear datos de refugiados y desplazados y provocar reacciones al respecto en Europa contra Siria, según denunció el Centro ruso para la Reconciliación en esta nación del Levante.


Prensa Latina

 
Prensa Latina