0
Publicado el 10 Abril, 2020 por Redacción Digital en Mundo
 
 

Covid-19

Repudian presencia de Bolsonaro en calles de Brasilia ignorando la cuarentena

En los últimos días, Bolsonaro ha atacado la política de confinamiento social que los gobernadores y alcaldes han adoptado en todo el país al comparar a los que han  muerto por coronavirus con los que mueren por accidentes de tránsito.
Repudian presencia de Bolsonaro en calles de Brasilia

foto: MSN

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, desobedeció nuevamente las orientaciones de la Organización Mundial de Salud (OMS) y salió a pasear sin mascarilla por las calles de Brasilia dando la mano a la gente, algo repudiado por la población que le gritó: “¡Fuera Bolsonaro!, ¡Váyase a casa!”.

Ignorando el distanciamiento social para prevenir el contagio del nuevo coronavirus, denominado COVID-19–, entró en una panadería, bebió y comió bocadillos, se sacó fotos con los empleados, tendió su mano y conversó relajadamente con algunos de ellos.

Entró en una cafetería, siempre sin marcarilla

foto: Hispantv

Desde la expansión del coronavirus en Brasil, el primer mandatario ha expresado en muchas ocasiones su oposición a la cuarentena y el cierre de negocios para evitar el aumento de los infectados, minimizando la gravedad de la pandemia y calificándola solo de una “gripecita”.

En los últimos días, Bolsonaro ha atacado la política de confinamiento social que los gobernadores y alcaldes han adoptado en todo el país al comparar a los que han  muerto por coronavirus con los que mueren por accidentes de tránsito.

La postura del presidente brasileño ha recibido apoyo de aquellos empresarios, comerciantes y trabajadores que han visto una preocupante caída en sus ingresos, mientras que la mayoría de las personas han reaccionando con enojo ante lo que ven como una subestimación de la pandemia por el primer mandatario.

Las críticas contra Bolsonaro se han multiplicado debido a que sus acciones y las de sus seguidores, que organizan marchas para pedir el quiebre de la cuarentena, contradicen las reglas y regulaciones establecidas por su propio ministerio de Salud con respecto a las aglomeraciones de personas, la distancia social y el contacto físico.

De hecho, ha estado muy cerca de echar a su ministro de Salud, Luiz Henrique Mandetta, quien abogó por el aislamiento y la cuarentena, pero fue convencido de no continuar haciéndolo por miembros de su gabinete.

Según las últimas cifras obtenidas por el portal Worldmeters 18 176 personas han dado positivo al coronavirus en Brasil de las cuales 957 han muerto.

(fuente: Hispantv e Infobae)


Redacción Digital

 
Redacción Digital