0
Publicado el 9 Julio, 2020 por Redacción Digital en Mundo
 
 

Se opone el MAS a presencia de observadores de la OEA en elecciones de Bolivia

La declaración afirma que de mantener la OEA su postura desestabilizadora será vista como "una provocación" a los bolivianos y agrega que el proceso electoral puede ser acompañado por otros organismos internacionales hasta la proclamación de las nuevas autoridades electas democráticamente.
Se opone el MAS a presencia de observadores de la OEA en elecciones de Bolivia

foto: prensa boliviana

El Movimiento al Socialismo (MAS) rechazó hoy categóricamente la posible asistencia de una misión de observadores de la Organización de Estados Americanos (OEA) a las elecciones generales en Bolivia convocadas para septiembre próximo.

En un comunicado hecho público, el MAS fundamentó su negativa en el rol que dicha institución jugó en los comicios de 2019, cuando mediante un informe preliminar declaró fraudulento el proceso, dando así luz verde a la oposición política para de forma violenta obligar a dimitir al presidente electo, Evo Morales.

Por su complicidad con el golpe de Estado el MAS considera fuera de toda ética la participación de la referida misión en las elecciones convocadas para el 6 de septiembre, donde los bolivianos elegirán un nuevo presidente y vicepresidente de la República, también senadores, diputados, autoridades departamentales y locales.

El comunicado destaca los resultados de varias investigaciones que echan por tierra el informe de la OEA sobre las votaciones de 2019, al señalar que no era concluyente, además de parcializado y subjetivo.

También refiere que el cuestionable accionar de la misión de la OEA y el resultado de su gestión son motivo de “luto y dolor en el pueblo boliviano”, consecuencias de la represión a las manifestaciones pacíficas en contra del golpe de Estado, que dejó decenas de muertos y centenares de heridos.

De igual manera apuntan como resultado la persecución política a quienes se identifican con el MAS y los intentos de inhabilitación de su candidatos de cara a las elecciones, donde figuran como favoritos de acuerdo con sondeos oficiales.

Por último esa fuerza política condena el secuestro de la democracia en el país andino-amazónico por el gobierno de facto, al que responsabilizan de los retrocesos que en casi seis meses son visibles en materia económica, social, cultural, de derechos humanos e institucionalización.

La declaración afirma que de mantener la OEA su postura desestabilizadora será vista como “una provocación” a los bolivianos y agrega que el proceso electoral puede ser acompañado por otros organismos internacionales hasta la proclamación de las nuevas autoridades electas democráticamente.

(fuente: PL)


Redacción Digital

 
Redacción Digital