0
Publicado el 1 Octubre, 2020 por Prensa Latina en Mundo
 
 

Brasil de Bolsonaro aumenta violencia contra indígenas

Hubo un recrudecimiento en 16 de las 19 categorías de agresión, que incluyen el racismo, la expropiación de tierras nativas y la omisión del poder público
Pueblos indígenas Brasil

Foto en Prensa Latina

Brasilia, 1 oct (Prensa Latina) La violencia contra los 305 pueblos indígenas aumentó de manera sistemática en Brasil desde que Jair Bolsonaro asumiera el poder en enero de 2019, según un informe del Consejo Misionero Indígena (CIMI), citado hoy por medios periodísticos.
El diario online Folha Vitoria indica que, vinculada a la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil, la entidad reveló que hubo un recrudecimiento en 16 de las 19 categorías de agresión, que incluyen el racismo, la expropiación de tierras nativas y la omisión del poder público.

Entre las categorías llama la atención ‘las invasiones por posesión, explotación ilegal de recursos y daños al patrimonio’, en la que se dio un salto de 109 a 256 casos en la transición de 2018 a 2019.

Tales incidentes afectaron a 151 tierras originarias, 143 pueblos, en 23 estados.

El aumento se observó también en otras cinco categorías: conflictos territoriales, que pasaron de 11 a 35 casos; amenazas de muerte (de ocho a 33) y otras diversas que se acrecentaron de 14 a 34 casos.

Violaciones y agresión
También se menciona las lesiones corporales dolosas, que escalaron de cinco a 13, y muertes por desorden que subieron de 11 a 31 casos.

Durante la publicación del informe, los representantes de CIMI aludieron a la relación que existe entre las diversas formas de violencia, de cómo el Gobierno de Bolsonaro contribuye a las violaciones y la agresión resulta una consecuencia de las disputas por la tierra.

Asimismo, el documento denuncia que ‘los incendios son parte de un esquema criminal de ocupación ilegal, en el que la limpieza de amplias áreas de bosque es realizada para permitir la instalación de grandes proyectos agrícolas’.

Para la antropóloga y profesora Lucia Rangel, una de las organizadoras del estudio, la investigación pone al desnudo que la población indígena ‘está siendo usurpada, irrespetada, expropiada, masacrada’.

En total, el CIMI contabilizó mil 120 casos de violencia contra el patrimonio de los pueblos indígenas, de los cuales 829 fueron de omisión y lentitud en la regularización de tierras.

Sobre la violencia contra los nativos se contabilizaron 276 casos, suma que representa más del doble de la registrada (110) en 2018. La mayoría fueron asesinatos (113), amenazas varias (34), de muerte (33) y tentativas de crimen (24).

En el recuento se incluyeron los episodios de abuso de poder (13), homicidio involuntario (20), lesiones corporales dolosas (13), racismo y discriminación cultural étnica (16) y violencia sexual (10).


Prensa Latina

 
Prensa Latina