0
Publicado el 23 Octubre, 2020 por Prensa Latina en Mundo
 
 

EE.UU. tras último debate en carrera contra el tiempo

La discusión sostenida anoche entre el mandatario del país, el republicano Donald Trump, y el candidato presidencial demócrata, Joe Biden, recibe calificaciones mucho más positivas que las generadas por el primer encuentro de ese tipo a finales de septiembre
Trump y Biden en su segundo debate

Foto en Prensa Latina

Washington, 23 oct (Prensa Latina) El último debate presidencial realizado en Estados Unidos parece hoy poco destinado a modificar significativamente el curso de la contienda electoral a solo 11 días de los comicios del 3 de noviembre.

La discusión sostenida anoche entre el mandatario del país, el republicano Donald Trump, y el candidato presidencial demócrata, Joe Biden, recibe calificaciones mucho más positivas que las generadas por el primer encuentro de ese tipo a finales de septiembre, cuando lo predominante fueron las interrupciones y los ataques.

Si bien el enfrentamiento de ayer en la Universidad de Belmont, en Nashville, Tennessee, también mostró numerosos momentos de fuerte confrontación entre ambos, en general el evento tuvo un tono más calmado y los candidatos pudieron enfocarse en abordar sus ideas y propuestas.

Preguntas relacionadas la pandemia de la Covid-19, la raza, el cuidado de salud, el cambio climático y el liderazgo, entre otros temas, constituyeron punto de partida para que los dos rivales expusieran sus criterios y planes, y evidenciaran, una vez más, sus diametrales diferencias.

La crisis de salud

Durante una discusión en la que no faltaron los comentarios falsos o engañosos, sobre todo por parte del jefe de la Casa Blanca, las diferencias de criterios entre los rivales se mostraron desde la primera pregunta de la noche, relacionada con la actual crisis de salud.

Mientras Trump repitió su criticada afirmación de que la pandemia está ‘desapareciendo’, en momentos en los que los casos del coronavirus SARS-CoV-2 aumentan en casi todo el país, Biden se pronunció a favor de una acción federal mucho más agresiva y criticó la respuesta dada por su contrincante a la emergencia sanitaria.

En otras partes del debate, Trump intensificó sus ataques contra Biden, al repetir acusaciones de que su hijo Hunter tomó dinero de intereses extranjeros, algo de inmediato rechazado por el exvicepresidente, quien giró la atención hacia la negativa del republicano a hacer públicas sus declaraciones de impuestos.

También hubo enfrentamientos en materia migratoria, aspecto en el que el demócrata prometió buscar un camino a la ciudadanía para 11 millones de indocumentados, mientras el republicano volvió a criminalizar la inmigración. Igualmente confrontaron en cuestiones como el cuidado de salud y el cambio climático.

Opinan los medios

Para la cadena de televisión CNN, el desempeño de Biden no fue perfecto, pero hizo todo lo que necesitaba dada su actual posición en la carrera por la presidencia, cuando la mayoría de las encuestas a nivel nacional lo muestran con ventaja sobre Trump.

El Times, a su vez, estimó que el exvicepresidente se mantuvo apegado al principal argumento que impulsa su campaña desde el principio: denunciar al actual gobernante como un líder divisivo y poco ético que estropeó la respuesta federal a una devastadora crisis de salud pública.

Biden también mostró una versión más completa de su propia agenda que en el primer debate, al llamar a un gasto a gran escala en estímulo económico, nueva ayuda para los estados en el enfrentamiento a la pandemia, y una expansión del cuidado de salud y los beneficios de los trabajadores, sostuvo el medio.

Sobre el republicano, en tanto, CNN indicó que tuvo un papel significativamente mejor en el evento de anoche, y que sus ataques contra la larga carrera política de Biden fueron efectivos, pero no logró un momento destacado que pudiera impulsar de forma marcada su posición en la contienda.

En tanto, el Times sostuvo que Trump hizo poco para presentar un caso sólido a favor de su reelección, o para explicar en términos claros qué espera hacer con otros cuatro años en la mansión ejecutiva.

A su vez, Sarah Frostenson, editora del portal FiveThirtyEight, apuntó que el de anoche fue un debate más sustancial que el primero, y mucho más civilizado. Sin embargo, añadió que el gobernante necesitaba un gran regreso, y no está claro si su actuación le dará el tipo de impulso que precisa.

Carrera contra el tiempo

Tales valoraciones surgen cuando ya se emitieron en el país más de 48,6 millones de votos anticipados de cara a los comicios, según datos del Proyecto de Elecciones de Estados Unidos, encabezado por el experto en política de la Universidad de Florida Michael McDonald.

Como Biden no pareció haber cometido ningún error con el potencial de cambiar su posición en la contienda, ni Trump tuvo un momento cumbre que lo propulsara, varios analistas ven poco probable que la discusión de este jueves modifique el criterio de los votantes con opiniones definidas o ayude a tomar partido a muchos indecisos.

De tal modo, ambos se enfrentan ahora a una carrera contra el tiempo para tratar de mover los números a su favor lo más posible en una campaña electoral que se mantiene impredecible.

 


Prensa Latina

 
Prensa Latina