2
Publicado el 13 Abril, 2021 por María Victoria Valdés Rodda en Mundo
 
 

SOLIDARIDAD CONTRA BLOQUEO

¿Cuba sola?, jamás

Europa por Cuba es herramienta de apoyo que, alto y claro, expresa su compromiso con la Revolución. Bohemia se acera a uno de sus valientes

Por MARÍA VICTORIA VALDÉS RODDA

Toledo, Solidaridad Europa por Cuba

Para José Antonio Toledo Cuba es su otra patria (asociaciondecubanostocororo.blogspot.com)

“La reacción al leer la decisión yanqui fue de indignación general entre nuestros miembros del Canal, al extremo de convocar una reunión urgente para dar una respuesta”. Quien así se expresa en exclusiva para Bohemia es José Antonio Toledo, uno de los principales artífices de fidelidad para con la Isla (Canal de Youtube Europa por Cuba y responsable de divulgación de la Asociación de Cubanos Residentes en Andalucía Tocororo). Él y sus compañeros de convicciones, como el italiano Michel Mesagna, han estado entre los primeros en rechazar airadamente el Informe sobre Derechos Humanos del Departamento de Estado de la Casa Blanca de 2020, avalado por la actual administración.

Con mentira sobre mentira se habla de supuestas violaciones del Gobierno contra su propia gente. La organización solidaria no podía callar y este 7 de abril emitió un comunicado donde destaca que en nuestra patria “no se ejecutan ciudadanos, no se desaparecen personas por pensar diferente, no se tortura ni se restringe la libre expresión”. Subraya además que, a pesar del cerco imperial, Cuba desarrolla cinco vacunas contra la covid-19, mostrando la voluntad de salvar al pueblo y a muchos hombres y mujeres del mundo. Contundente mentís a las patrañas.

Ante ese gesto de elevados principios, el presidente Miguel Díaz-Canel, expresó en Twitter: “Amigos en Europa se manifiestan en contra de la cruel, despiadada e infame campaña del imperio para denigrar a #Cuba. Enfrentamos sin rendirnos severas dificultades, mantenemos justicia social, ratificamos la defensa de nuestra soberanía e independencia. #SomosCuba #CubaViva”. Lo recalcó con una imagen y un pie irrefutables: “Cuba no está sola”.

Nunca lo estará mientras existan seres humanos dispuestos a dejar su zona de confort por las justas reivindicaciones de otros. Al indagar por qué José Antonio defiende nuestra tierra lo percibí entre emotivo y racional: “Mi amor hacia Cuba está ligado al amor por su historia y por su revolución. A los 16 años, leí por primera vez algunas obras de José Martí que me impactaron de un modo extraordinario por el uso de nuestra lengua, así como por el compromiso militante en la lucha por la independencia de Cuba. Poco tiempo después, en mis años de instituto, perteneciendo a la Joven Guardia Roja (JGR), una organización juvenil comunista, participé en actividades de solidaridad con la Revolución Cubana, conociendo las proezas de los revolucionarios en la Sierra Maestra. Más tarde en las filas del Partido Comunista Obrero Español (PCOE), tuve la posibilidad de conocer y estudiar la historia de Cuba, y asumí ya un compromiso que dura hasta nuestros días”.

Al pasar a la confianza desencartonada características de los intercambios entre personas con iguales ideales, este español, sevillano por más señas, me confesó algo que reforzó la certeza sobre lo importante de la responsabilidad periodística: “Recuerdo que atravesaba Sevilla en bicicleta de punta a punta para pedir en el consulado de Cuba números atrasados de la revista Bohemia, que constituía para nosotros el mejor referente de información internacional en aquellos tiempos”.

Y entonces, queriendo que esa aseveración tuviera algún punto de contacto con los lazos etno-culturales entre ambas naciones, le interpelé con un “¿has estado en Cuba?” Gran sorpresa la mía ante su confesión: “No, aunque me siento tan próximo a ella como si fuera de allí porque es igual la sangre que recorre nuestras venas”. Razón de sobra para sopesar como una onza de oro cada una de las acciones que él y sus compañeros ejecutan a favor de nuestro sistema político social, porque todos se sacrifican al conjugar sus empleos con esta obra, que yo llamo de orfebrería, pues tallan a diario, sin cansarse, la preciada gema de la amistad, más valiosa que cualquier bien terrenal.

Solidaridad con Cuba en Europa

El 28 de marzo miles en el mundo dijeron basta de bloqueo (googleusercontent.com)

Nuestro entrevistado, por ejemplo, es contable, así que su tiempo libre es escaso; sin embargo, él y su equipo encuentran oportunidades para perfeccionarse, creciéndose también a través de la lectura: “Tengo muchos libros preferidos. Me encanta la poesía; Martí, Pablo Neruda y Miguel Hernández son referencias a las que acudo repetidas veces. También toda la obra de Fidel (…)”. Dicho esto, imposible pensar que optaría por el egoísmo o la indiferencia. En esta emotiva charla era imposible dejar de curiosear: ¿Qué te gusta de los cubanos? Su descripción fue rotunda: “Lo que más admiro del pueblo cubano es su carácter alegre y crítico, su espíritu de sacrificio y su sentido patriótico frente a las agresiones externas como el bloqueo”. Tras esta definición otra pregunta se imponía: ¿Fue difícil hacer converger en una jornada manifestaciones y nacionalidades tan diversas en la iniciativa que ustedes lanzaron en contra de esa criminal política del prepotente imperio sobre un país pequeño pero con agallas?

Con esa sencillez que dan las obras esencialmente desinteresadas, centradas más en las responsabilidades que en las fanfarrias o los protagonismos, José Antonio explicó: “(…) Fue un enorme reto. Debe tenerse en cuenta que nuestro Canal lo componemos un pequeño grupo de solidarios y de residentes cubanos, todos trabajadores y con un horario laboral muy prolongado, por lo cual tuvimos que dedicarle hasta el último minuto (…) Partíamos de contactos previos con muchos solidarios en Europa y América Latina, pero tuvimos que realizar casi una labor de investigación para poder contactar con amigos en el resto de los continentes. En la recta final pasamos cuatro días casi sin dormir. En días posteriores a la caravana llegamos a un cómputo de más de 90 países y luego perdimos la cuenta (…)”.

Le pedí me contara algún suceso singular de esa jornada mundial, del 28 de marzo 2021. Una me impresionó por su sencillez: “María Victoria, una anécdota en Sevilla. De forma improvisada, un grupo importantes de taxistas, cuando se enteraron del tema de la Caravana, pusieron carteles escritos a mano en un simple papel y pegado detrás del limpiaparabrisas con el texto “Abajo el Bloqueo a Cuba” y así circularon durante tres días por la ciudad”.

“Europa por Cuba” ha asumido una actitud vital y ética contra los atropellos, de ahí que siempre estén ideando nuevos emprendimientos solidarios. Como primicia José Antonio nos informó que el próximo llamado “ya fue lanzado en nuestro Canal para una nueva jornada mundial de manifestaciones contra el bloqueo, el 12 de junio”. La heterogeneidad será su marca distintiva: artistas, intelectuales, solidarios, partidos, sindicatos obreros, hombres y mujeres de bien alzaran sus voces “en defensa del pueblo cubano y contra el bloqueo”. Días previos a la votación de la Resolución en la ONU, el próximo 23 de junio, este será otro acto de lealtad y valentía con la guía-luz de “Europa por Cuba”.


María Victoria Valdés Rodda

 
María Victoria Valdés Rodda