0
Publicado el 15 Agosto, 2016 por ACN en Nacionales
 
 

Mixtura natural en cayos de Villa Clara

vangurdia.cu

vangurdia.cu

Luz María Martínez Zelada

Santa Clara, (ACN) El polo turístico de cayo Santa María resulta uno de los orgullos de los nacidos en Villa Clara, por esa combinación de mar, arena blanca, sol y biodiversidad  que atrae y encanta a los visitantes.

Una tríada de islotes arenosos, ubicados en el centro del archipiélago cubano, forma parte de los más de cuatro mil que existen en la geografía nacional  y están dispuestos para el desarrollo de la industria sin humo.

Pelícanos y gaviotas acompañan a los viajeros en una atractiva ruta de 48 kilómetros sobre el mar, una joya de la ingeniería nacional que une al puerto de Caibarién con unos 14  kilómetros de playas de excelencia.

Santa María, Ensenachos y Las Brujas son los nombres de los cayos, ubicados en un espacio reconocido  por la UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura)  como Reserva de Biosfera, en el año 2001.

Sitio donde existe una combinación de ecosistemas marino y terrestre que sirven para impulsar la integración de población y naturaleza, con el objetivo de promover un desarrollo sustentable.

En ese lugar y para proteger la vida, se encuentra  el parque nacional marino Los Caimanes, de unos 300 kilómetros cuadrados de extensión, desde  Santa María hasta el islote arenoso Guillermo y comprende las provincias de Villa Clara, Sancti Spíritus y Ciego de Ávila.

Desde el trío de cayos se pueden contemplar bellos arrecifes coralinos, los más conservados de Cuba y más de 400 especies de escamas, algas, celenterados, moluscos y equinodermos.

Para acompañar tanta belleza natural, el polo cuenta con cerca de nueve mil habitaciones y una creciente aceptación por parte de los amantes del turismo.


ACN

 
ACN