0
Publicado el 24 Octubre, 2016 por Redacción Digital en Nacionales
 
 

CUBA VS. BLOQUEO: Jóvenes los más afectados

Por lo que, en batalla que no cesa, rechazan la inhumana política impuesta hace más de 50 años por Estados Unidos, y exigen su eliminación

 

Juventud y arte se unen en un mural colectivo contra el bloqueo.

Juventud y arte se unen en un mural colectivo contra el bloqueo.

Por CLAUDIA MARTÍNEZ CAMARERO

Fotos: CLAUDIA RODRÍGUEZ HERRERA

Hablar de juventud, en cualquier rincón del planeta, implica generalmente referirse a características asociadas a este período de la vida como el entusiasmo, la alegría, el optimismo, las ganas de hacer, las metas por alcanzar. Los estudiosos del tema prefieren utilizar el término juventudes, pues existen condicionantes como la época, el país, la situación económica, el nivel cultural, entre otras, que hacen que las características dentro de ese mismo sector poblacional varíen.

En Cuba, hablar de juventud o juventudes, por ejemplo, es decir también rebeldía, vanguardia, ímpetu, revolución. Tiene, además, una peculiaridad que para ninguna otra época, país, situación económica o nivel cultural, ha sido igual o parecida. Todos los jóvenes cubanos han nacido y viven bajo los efectos y las consecuencias del bloqueo impuesto por los Estados Unidos a la Isla.

Estudiantes de la Facultad de Medicina dejan su huella en rojo y azul en un papelógrafo gigante.

Estudiantes de la Facultad de Medicina dejan su huella en rojo y azul en un papelógrafo gigante.

A pesar de haber sido reconocida como una política fallida por el actual presidente estadounidense Barack Obama, el bloqueo hoy, después de más de 50 años persiste y ha ocasionado pérdidas cercanas a los 753 688 millones de dólares, daños recogidos en el informe de Cuba ante la Asamblea General de Naciones Unidas.

Por eso, la juventud cubana, haciendo gala de sus valores y con su fuerza, ímpetu, y espíritu revolucionario, se ha unido al resto de la sociedad civil y a los movimientos de solidaridad internacional contra el bloqueo, para denunciarlo y apoyar la votación en su contra en ONU.

Jóvenes vs. bloqueo

Un avispero imparable de jóvenes universitarios y de estudiantes de otras enseñanzas (primaria, secundaria y media) sacudió este octubre a la mayor de las Antillas. La Universidad de La Habana fue la sede del evento que llevó por nombre Avispero contra el bloqueo y que sesionó paralelamente en las demás universidades.

La consigna Yo voto contra el bloqueo se hace eco en cada rincón de la colina universitaria.

La consigna Yo voto contra el bloqueo se hace eco en cada rincón de la colina universitaria.

La colina universitaria parecía un verdadero panal. En papelógrafos gigantes algunos hacían cola para dejar la huella de sus manos en rojo y azul; otros con aptitudes para las artes plásticas dibujaban un mural. Pioneros exploradores realizaban sus actividades. La mayoría de los participantes llevaba consigo una pegatina de Yo voto contra el bloqueo y guardaban otras para repartir o pegar en algún sitio de la ciudad. Sobresalían en medio de las actividades, por encima de todos, los zanqueros, haciendo piruetas, malabares, bailando y convidando al ritmo de la conga.

Momento que destacó fue el flashmob o baile relámpago guiado por la compañía Paso a Paso que movilizó a gran número de personas y, por supuesto, la conexión Wi-Fi que incitaba a todos a poner sus selfies junto al Alma Mater en Facebook y a seguir en Twitter los #YoVotoVsBloqueo,  #CubaVsBloqueo, y #SolidaridadVsBloqueo.

Fuera de la colina, en el estadio universitario, se llevó a cabo un encuentro entre estudiantes y glorias del deporte cubano, quienes conversaron sobre las consecuencias del bloqueo.

Pero, sin dudas, uno de los momentos más esperados, aun cuando una llovizna amenazaba con impedirlo, fue el conversatorio con Josefina Vidal Ferreiro, directora general de la Dirección de Estados Unidos de la Cancillería cubana. Allí los jóvenes compartieron sus inquietudes y dudas sobre el proceso de normalización de las relaciones Cuba-EE.UU. que se ha venido llevando a cabo desde el 17 de diciembre de 2014, y del futuro de esos entendimientos ante el próximo cambio en el gobierno del país vecino, en las elecciones del 8 de noviembre de 2016.

Josefina Vidal Ferreiro, directora general de la Dirección de Estados Unidos de la Cancillería cubana, dialoga con los jóvenes habaneros.

Josefina Vidal Ferreiro, directora general de la Dirección de Estados Unidos de la Cancillería cubana, dialoga con los jóvenes habaneros.

Vidal Ferreiro expresó a la juventud cubana que aún siguen siendo muy limitadas las medidas adoptadas por el Gobierno de Estados Unidos para “quitarle ladrillos al muro del bloqueo” y refirió que las nuevas que han entrado en vigor benefician más a EE.UU. que al pueblo de Cuba.

En relación con el resultado de las próximas elecciones en Estados Unidos, explicó que no es obligación del próximo presidente continuar con la directiva presidencial emitida por Obama, pero en caso de que desee continuarlo, el documento servirá como referencia.

Antes de finalizar el intercambio, Josefina Vidal destacó que en solo un año los daños ocasionados por el bloqueo han ascendido a 4 000 millones de dólares. Mencionó, además, ejemplos de las esferas que más han sufrido por esta política las vinculadas directamente con la población como la salud pública, el transporte, la alimentación, entre otras, lo que demuestra que no solo ocasiona daños en la economía, sino a todos los sectores de la sociedad.

Este rotundo No al bloqueo de los estudiantes y jóvenes del país, no es para nada un hecho aislado, forma parte de una serie de protestas contra la injusta política norteamericana impuesta a la Isla y, por supuesto, representa el apoyo del pueblo de Cuba a esa lucha.

Una batalla que es deber con la patria

Un flashmob guiado por la compañía Paso a Paso convida a todos.

Un flashmob guiado por la compañía Paso a Paso convida a todos.

El pasado miércoles 12 de octubre el XIII Foro de Organizaciones de la Sociedad Civil Cubana Contra el Bloqueo, fue oportunidad para que los representantes de la Organización de Pioneros José Martí, las federaciones de Estudiantes de la Enseñanza Media, Estudiantil Universitaria y de Mujeres Cubanas, sindicatos y organizaciones religiosas alzaron sus voces para exigir el cese de la cruel política y reiterar su apoyo en la lucha contra esta.

“El bloqueo persiste y daña al pueblo de Cuba, por lo que exigir su levantamiento es nuestro derecho y deber con la patria, como legítimos representantes del pueblo”, refiere la convocatoria de la Asociación Cubana de Naciones Unidas, que auspició la cita con sede en el teatro del Instituto Superior de Relaciones Internacionales Raúl Roa, de La Habana.

En el evento se tomaron 12 acuerdos, entre los cuales se encuentran la exigencia del levantamiento del bloqueo de forma unilateral e incondicional; la reafirmación de que las medidas tomadas por Barack Obama son insuficientes y la exhortación al presidente y al Congreso estadounidense a eliminar la decadente política.

Cientos de estudiantes hacen cola junto al Alma Mater para dejar memoria del momento.

Cientos de estudiantes hacen cola junto al Alma Mater para dejar memoria del momento.

Durante la Jornada de la Cultura Cubana, entre el 10 y el 20 de octubre, también se han desarrollado diversas actividades, para desde el arte, uno de los sectores también muy afectado por esta inhumana política, condenar y decir no al bloqueo. Las actividades no solo se han desarrollado en La Habana sino en todas las provincias del país y han contado con la participación de artistas e intelectuales en las diferentes regiones de la Isla, en especial en Bayamo, donde se celebraba la Fiesta de la Cubanía, en honor a nuestro Himno Nacional, que “no fue una casualidad histórica –al decir de Miguel Barnet, presidente de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba-, sino consecuencia de la toma de conciencia de que los cubanos teníamos que ser libres y decidir nuestros destinos”.

Bajo los efectos del bloqueo ha nacido y crecido más del 70 por ciento de la población cubana. Es impensable, para muchos, cómo sería Cuba sin sus efectos. Podría no ser perfecta, pero perfeccionarla dependería solamente del pueblo cubano, de su propio esfuerzo y sacrificio, no de políticas externas impuestas por otros países.

La juventud cubana, a pesar de sufrir las consecuencias del bloqueo, no está bloqueada. Las adversidades han sido incentivo para aumentar su creatividad, capacidad de resistencia y confianza en la Revolución.

El ímpetu, la fuerza y el entusiasmo propio de los jóvenes –o juventudes–, unidos al rechazo nacional al bloqueo, hacen que su lucha tenga enorme repercusión y capacidad de movilización. Los cubanos y cubanas de menos edad, junto al pueblo del que son parte, más la gran solidaridad mundial que genera esta causa, como se demostrará en la votación en la ONU en su contra, como todos los años –prevista para cuando esta edición esté en imprenta-, hacen que la batalla por eliminar la genocida e inhumana política esté cada día más cerca del triunfo.

 


Redacción Digital

 
Redacción Digital