0
Publicado el 15 Diciembre, 2016 por Delia Reyes Garcia en Nacionales
 
 

UNIÓN DE INDUSTRIA MILITAR

Bienes en la mirilla

La agrupación realiza aportes a la defensa y la economía, diversifica su estructura productiva, potencia la innovación e incrementa la eficiencia
Puertas y otras mercancías para el plantel interno.

La EMI Granma en la capital produce puertas y otras mercancías para el mercado interno.

Por DELIA REYES GARCÍA

Ya han pasado casi tres décadas desde que el general de ejército Raúl Castro Ruz, entonces titular de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), firmara la orden que autorizaba la creación de la Unión de Industria Militar (UIM) como órgano empresarial encargado de dirigir, gestionar y controlar su propio sistema productivo.

El surgimiento de la agrupación se remonta a los primeros años de la década del 60 del pasado siglo, cuando aparecieron las primeras Bases de Reparaciones Generales (BRG), con tecnología procedente del antiguo campo socialista. De ellas derivaron las Empresas Militares Industriales (EMI).

La Unión responde a las necesidades defensivas del país, mediante la mejora continua de los procesos de reparación, fabricación, modernización y desarrollo del armamento y la técnica militar, así como de otras producciones y servicios competitivos en el mercado.

Las manufacturas de sus empresas ganan presencia en la economía insular al tener entre sus destinos diferentes programas priorizados como el del agua, los envases y embalajes, y el ahorro energético.

Sergio Díaz Guzmán, director de Perfeccionamiento Empresarial.

Sergio Díaz Guzmán, director de Perfeccionamiento Empresarial, explica los orígenes de la Unión de Industria Militar.

“Todas nuestras empresas, aunque tengan un perfil militar, acometen producciones en interés de la economía nacional o para satisfacer las demandas del mercado interno”, precisa a esta publicación Sergio Díaz Guzmán, director de Perfeccionamiento Empresarial (PE) de la Unión.

Pionera de pioneras

Si de primacías hay que hablar, la EMI Comandante Ernesto Che Guevara, de Villa Clara, se lleva las palmas. Fue pionera en aplicar los nuevos principios de dirección y gestión económica del PE en 1986. Además de ser insignia, es una verdadera locomotora porque ejecuta más del 40 por ciento del plan de la Unión.

Su misión es la producción de municiones para la infantería, las cuales se han ido perfeccionando y le ahorran cifras millonarias al país, subraya el mayor Michel Díaz Hernández, director técnico de la empresa.

Posee un perfil de tipo mecánico. Concentra más del 90 por ciento de las producciones de la industria del plástico. Por ejemplo, tanques de agua, jabas, contenedores, cajas para municiones, cubos. Casi un centenar de artículos diferentes de ese material. Cuenta con unidades empresariales de base (UEB) en Cienfuegos, Santiago de Cuba y La Habana, y seguirá creciendo.

Pero, como dice el refrán, no van lejos los de adelante… Pisándole los talones a la Che Guevara, viene la empresa Francisco Cruz Bourzac, en San José, Mayabeque, donde reparan equipos de radiolocalización, armamento de artillería y de cohetería.

Segunda en aportes al plan técnico-productivo del grupo, lidera la especialidad de instrumentos ópticos electrónicos en el armamento.

La EMI Comandante Ernesto Che Guevara es la puntera en la diversificación de las producciones.

La EMI Comandante Ernesto Che Guevara es la puntera en la diversificación de las producciones.

Ampliar las miras

Diversificarse para satisfacer demandas de la economía nacional es una de las estrategias de la agrupación. En Santiago de Cuba, la EMI Desembarco del Granma cuenta con una línea de higiene y limpieza, que comercializa al Turismo. Similares producciones y destino mantiene Astilleros Centro, en Cienfuegos, destacada en este ámbito como la más productiva del grupo.

La única empresa del país donde fabrican cajas guarda valores para el sector turístico es Transporte Occidente, en la capital, que atesora un alto nivel de especialización en ese perfil. La apertura allí de una fábrica de tecnología italiana le permitirá asumir, también en exclusiva, la producción de presillas para satisfacer la demanda interna.

De las dos manufacturas de muebles metálicos que posee la Unión, una se encuentra en la EMI Ignacio Agramonte y Loynaz, de Camagüey, donde se producen además puertas, candados, cerraduras y mobiliario de madera para el Turismo. Igual destino tienen los muebles de fibra de ratán, de singular belleza y calidad, elaborados por la Francisco Aguiar Rodríguez, en Sancti Spíritus, encargada además de fabricar máquinas forrajeras y molinos para la agricultura.

Por su parte, la EMI Francisco Cruz Bourzac, en la provincia de Mayabeque, también produce tejas para las construcciones y lámparas de tubos LED, con última tecnología de alumbrado e impacto en el programa energético.

En el municipio habanero de La Lisa se encuentra la Emilio Bárcenas Pier, que además de muebles metálicos, produce partes, piezas, objetos ferrosos y no ferrosos fundidos en arena, coquilla y por microfusión, empleados en la industria militar y en la agricultura.

David blindado

Airoso, se pasea por el campamento. Su diseño y fabricación son ciento por ciento cubanos, ingenio de especialistas de la UIM y también de muchos otros que pusieron su granito de arena. Su nombre es David, un auto rural blindado, hueso duro de roer si Goliat intentase agredir la Isla.

Pero no solo a perfeccionar la técnica militar se dedican las empresas de transporte de la UIM. La Francisco Aguiar Rodríguez, donde se fabricó el David, presta servicios de reparación, modernización, remotorización y fabricación de piezas de repuesto para vehículos rurales como los camiones GAZ y ZIL. A ello suman la reparación de ómnibus Diana, semiómnibus, furgones y carros talleres. Por su parte, Desembarco del Granma se concentra en los MAZ, KRAZ y Kamaz.

En Transporte Occidente se atienden otras líneas más ligeras, como Peugeot, Lada, Geely y el auto rural WAZ. La empresa emplea tecnologías que mejoran y amplían los servicios para el tapizado, tramado de la dirección, chapistería y pintura. Firmas como la Yutong demandan de esa entidad servicios de postventa y adiestramiento técnico.

En la empresa Emilio Bárcenas Pier agregan movilidad a la técnica militar sobre esteras y también prestan los servicios de reparación, modernización, mantenimiento y conservación a equipos pesados de uso en la construcción y en la agricultura.

Modernización del plantel industrial.

La modernización del plantel industrial es una de las prioridades de la UIM.

A mantener en óptimas condiciones las aeronaves, sus motores, partes, piezas y agregados, así como a garantizar el entrenamiento del personal en la técnica de aviación se dedica la Yuri Gagarin, en el capitalino municipio de Playa. Esta será la empresa donde se concentre la tecnología para la producción de piezas de goma, altamente demandadas por el transporte, otras industrias y la población.

Entre diques

Transformar una embarcación mercante en un barco patrullero, con plataforma aeronaval, debidamente artillado, fue un sueño hecho realidad en los diques cienfuegueros de las empresas Astillero Centro y Granma, y otras de la economía nacional. Con la misión de construir y reparar medios de uso naval y acuático, trabaja también la madera y la fibra de vidrio. Tiene importancia estratégica para el turismo de la región.

En el Mariel, Astilleros Astimar se concentra en alistar los medios navales e incursiona en la tecnología de retromoldeo, para potenciar también las producciones de plástico.

Otro importante emporio es la EMI Granma, ubicada en Casablanca, La Habana. Además de prestar servicios técnicos navales de construcción, modernización, reparación y mantenimiento de buques, allí fabrican equipos gastronómicos y menajes de cocina para el comercio interior, así como cajas de agua para distintos sectores de la economía, precisa su coordinador Carlos Espinosa.

Joyas bajo la manga

El Centro de Investigación y Desarrollo de Artillería y Óptica (Cidao) es pequeño, todavía joven, pero con significativos aportes en la tecnología. Pertenece a la EMI Francisco Cruz Bourzac y presta el servicio de reparación de microscopios a los ministerios de Educación, Salud Pública y del Interior. “Los dejan como una joyita”, afirma Sergio Díaz Guzmán.

Bienes en la mirilla.La integración de los centros de investigación y desarrollo (CID)  de perfil técnico militar no es una novedad, viene desde los años 90, cuando sumaron cinco y posteriormente agregaron otros tres. Una de las características del funcionamiento de la UIM es el vínculo entre la industria y la ciencia, así que no es casual entonces que, por lo general, los CID estén dentro de las empresas, aunque mantengan personalidad jurídica propia. A principios del año 2000 se implanta el sistema de ciencia e innovación tecnológica en las FAR.

Al decir del director de Perfeccionamiento, el CID Megatronics, de la Yuri Gagarin, es el de mayor fortaleza dentro de la Unión y donde se desarrollan las investigaciones electrónicas y radioelectrónicas. Con resultados innovadores también importantes están: CID Perspectiva, CID Naval, CID Grito de Baire y Cidsim (Centro de Investigación y Desarrollo de Simuladores).

Como puede apreciarse, la UIM despliega una actividad amplia y diversa, tanto para la defensa como para la economía, y enfrenta problemas similares a los que afectan al resto del sistema empresarial cubano.

Para sortear los atrasos en los arribos de las importaciones, por ejemplo, elaboraron un plan adelantado. “Todo marchaba bien hasta julio, cuando el país tuvo la necesidad de limitar el combustible y la energía eléctrica”, dice Díaz Guzmán. A partir de entonces, hacen ajustes que permitan mantener e incrementar la eficiencia.


Delia Reyes Garcia

 
Delia Reyes Garcia