0
Publicado el 3 Diciembre, 2016 por Raul Medina Orama en Nacionales
 
 

Palma Soriano: Fidel a las puertas de Santiago

La caravana continúa su trayecto por el Oriente

 

La caravana de homenaje avanza por el Oriente de Cuba (Foto: Fernando Medina /Cubahora)

La caravana de homenaje avanza por el Oriente de Cuba (Foto: Fernando Medina /Cubahora)

Entró en la provincia de Santiago de Cuba la caravana en la que trasladan las cenizas del Comandante Fidel Castro. Muchas personas siguen cosiéndose a las aceras de las avenidas y a las orillas de los caminos vecinales para rendir tributo a unos de los líderes de la Revolución, el de la etapa triunfante de 1959.

Si atendemos a las propias palabras de Fidel ese proceso extenso, convulso, comenzó en 1868 y tuvo en las tierras orientales –que por estos días recorren los restos del mítico guerrillero– algunas de las peleas más bravas por nuestra independencia. ¿Sucedió algo en el pequeño poblado, que justifique el paso obligado de sus cenizas?

Fidel en Palma Soriano, junto a la planta de Radio Rebelde, empaquetada sobre un camión (Foto: Juventud Rebelde)

Fidel en Palma Soriano, junto a la planta de Radio Rebelde, empaquetada sobre un camión (Foto: Juventud Rebelde)

Un disparo de bazuca contra la Estación de Policía del municipio perteneciente a la provincia Santiago de Cuba, fue la señal que indicó el inicio del asedio rebelde a esa ciudad, a las 2 y 30 de la madrugada del 23 de diciembre de 1958, y que terminaría tras cinco días de cruentos combates.

El 28 de diciembre de 1958, en las ruinas de un central cercano al pueblo, Fidel se entrevistó con el general Eulogio Cantillo, mayor general del Ejército de la dictadura. Allí acordaron que el 31 de diciembre Cantillo llamaría a la renuncia del Gobierno, los criminales de guerra serían detenidos y los cuarteles del oriente se rendirían a los rebeldes. Explícito quedaba además el compromiso de no propiciar un golpe de Estado ni dejar escapar al tirano.

Sin embargo, la madrugada del Primero de Enero Batista cargó maletas en una avión y escapó con varios acólitos sin encontrar prácticamente resistencia.

Al líder revolucionario aquello le olió mal, y regresó a Palma Soriano. Allí –según leemos en artículo histórico publicado en Juventud Rebelde–había enviado desde el 30 de diciembre, empaquetada sobre un camión y procedente de Charco Redondo, la planta de Radio Rebelde.

Fidel conversa con combatientes rebeldes tras la rendición de Palma Soriano. (Foto: Oficina de Publicaciones del Consejo de Estado)

Fidel conversa con combatientes rebeldes tras la rendición de Palma Soriano. (Foto: Oficina de Publicaciones del Consejo de Estado)

Casi un siglo después de comenzada la gesta mambisa, el joven Fidel Castro convocaría desde Palma Soriano a la Huelga General el 1ro de enero de 1959. De Alberto Vázquez, chofer del Comandante de la Columna 1 por aquel entonces, Cubadebate publica un testimonio: «[Fidel] nos explicó el significado de lo acontecido (la huida de Batista), sobre todo para la definición de los revolucionarios y las fuerzas que combatían al régimen. Al poco rato redactó algunas órdenes y la alocución que leyó al pueblo de Cuba, a través de la emisora Radio Rebelde, en Palma Soriano. Aún recuerdo su firmeza cuando convocó a la Huelga General, trazó la estrategia final para la entrada a Santiago y proclamó la consigna: «Revolución sí, golpe militar no».

El 3 de diciembre de 2016, el tercer día de la caravana en homenaje al Comandante Fidel Castro, Palma Soriano es el segundo municipio de Santiago por donde pasan –en la mañana– quienes conducen las cenizas de Fidel a la ciudad de Santiago de Cuba. Su voz no se oye en la radio, pero en las calles se escucha: “Fidel, Fidel, Fidel…”

(Con información de Cubadebate y Juventud Rebelde)


Raul Medina Orama

 
Raul Medina Orama