6
Publicado el 26 Octubre, 2017 por ACN en Nacionales
 
 

En noviembre arranca la zafra

Será una campaña corta, en la que se tratará de lograr elevadas moliendas, concentrar las operaciones en el momento óptimo del rendimiento cañero y aumentar el rendimiento industrial

Foto: Periódico Trabajadores

La zafra comenzará a fines de noviembre en Cuba, lo que exige un esfuerzo adicional de los trabajadores para restañar los daños que dejó el huracán Irma en más de una veintena de centrales azucareros.

Según el periódico Juventud Rebelde, la mayoría de los centrales se incorporarán a principios de diciembre, por lo cual los colectivos obreros laboran día y noche con el objetivo de concluir en tiempo la reconstrucción de las instalaciones fabriles y la reparación de los equipos.

Muchas unidades productivas presentan atrasos en la ejecución de estos trabajos y fue necesario reprogramarlos, debido fundamentalmente a la falta de electricidad ocurrida luego del paso del devastador fenómeno atmosférico.

Para garantizar que la mayoría de los centrales comiencen a moler en diciembre, como está previsto, será necesario intensificar el ritmo, sobre todo en el restablecimiento de los techos afectados y el alistamiento de la maquinaria, tanto agrícola como industrial.

Liobel Pérez, director de comunicación institucional del Grupo Azcuba, dijo en conferencia de prensa que la venidera contienda requiere de mucha disciplina tecnológica para alcanzar una elevada eficiencia y compensar los daños.

Resaltó la contribución de entidades aseguradoras como la Fábrica de Calderas y la fundición 9 de Abril, responsabilizadas con la elaboración de importantes componentes y piezas de repuestos para los ingenios.

Los trabajadores de la cosecha cañera están llamados a extremar las medidas para aumentar la eficacia y agilizar las labores de corte y tiro, atendiendo a la cantidad de caña partida o encamada por los fuertes vientos y lluvias del ciclón.

El funcionario del Grupo Azcuba puntualizó que será una zafra corta, en la que se tratará a toda costa de lograr elevadas moliendas, concentrar las operaciones en el momento óptimo del rendimiento cañero y aumentar el rendimiento industrial.

Advirtió que es obvio que no se podrá cumplir con los planes, debido a que el Irma, que golpeó a casi todo el país del 8 al 11 de septiembre último, dejó cañas caídas y partidas, lo que significa que la materia prima escaseará y vendrá viciada por materias extrañas.

Los estimados para la venidera zafra se informarán en próximos días, porque las lluvias ocurridas en las últimas semanas obligaron a cambiar los cálculos en algunos lugares. (ACN)

 


ACN

 
ACN