0
Publicado el 1 Abril, 2018 por Redacción Digital en Nacionales
 
 

Gran Piedra: encantador, inigualable paisaje natural

Su peso se calcula en más de 60 000 toneladas. Comprendida en el sistema montañoso de la Sierra Maestra, a 26 kilómetros al Este de Santiago de Cuba; su cúspide mayor –que le da nombre- se eleva a 1 225 metros sobre el nivel del mar, y carga sobre su cumbre el enorme bloque rocoso de origen volcánico de 51 metros de largo, 25 de alto y 30 de ancho
Gran Piedra: encantador, bello paisaje natural.

Los estudiosos atribuyen a la Cordillera de la Gran Piedra el principal exponente de asentamientos de los emigrados franceses en el siglo XIX, pues en ella se localizan más de cien restos de haciendas cafetaleras francohaitianas.

Por EDUARDO PALOMARES CALDERÓN

Foto: MIGUEL RUBIERA JUSTIZ

Considerada entre los más importantes regalos de la naturaleza en la Isla, la Cordillera de la Gran Piedra atesora, junto a su mole pétrea de talla mundial, una flora y fauna de rico endemismo, un bello paisaje cargado de interesante historia, y una nada despreciable reserva económica agroforestal y turística.

Comprendida en el sistema montañoso de la Sierra Maestra, aproximadamente a 26 kilómetros al Este de la urbe santiaguera, se eleva a 1 225 metros sobre el nivel del mar su cúspide mayor, que le da nombre, y carga sobre su cumbre el enorme bloque rocoso de origen volcánico de 51 metros de largo, 25 de alto y 30 de ancho, cuyo peso se calcula por encima de las 60 000 toneladas.

Tan singular atracción está registrada en el Libro Guinness de Récords, como la roca de semejante tamaño localizada a mayor altura en el mundo, y por depararle su peso la tercera posición de las rocas sólidas conocidas en el planeta. Además, es sin dudas la más grande en la Cuenca del Caribe.

Como preámbulo a su coronación desde el Prado de las Esculturas (llamado así por las sugerentes obras de arte legadas al sitio por escultores de diferentes países), el ascenso que por la impresionante carretera comprende 12 kilómetros bordeando precipicios y derriscos, va dejando atrás ríos y manantiales, y según la altura vencida permite percibir los cambios de temperatura y vegetación.

Al paso del vehículo desfilan mangos, guayabos, eucaliptos, cipreses, helechos y orquídeas, y la vista se extiende por sobre el lomerío envuelto en la bruma de las nubes y en un ambiente que oscila entre los 18 y 20 grados Celsius de temperatura.

Sobre los mil metros de altura, un último tramo recorrido a pie por escalinatas y pasillos conduce al descomunal monolito, cuya existencia no ha estado exenta de leyendas relacionadas con el impacto de un meteorito hace millares de años, aunque la versión científica une su presencia a la explosión de un volcán submarino.

Una escalera de piedra con 425 escalones acompañados de helechos y orquídeas, es la única vía para ascender hasta el mirador natural, desde donde los lugareños afirman divisar en las noches claras las luces de la isla de Jamaica.

La privilegiada vista abarca por un lado el litoral costero sureste con las playas, hoteles y demás instalaciones del Parque de Recreación Baconao, hacia el otro los edificios altos de la ciudad de Santiago de Cuba, y casi a sus pies las ruinas pétreas de los asentamientos cafetaleros francohaitianos del sudeste oriental cubano.

Más allá de la mística piedra

Pocas maravillas del mundo pueden disfrutar junto a su atributo esencial, de un entorno igualmente tan envidiable como el que posee la Gran Piedra, lugar hasta 1959 inundado de pastizales, que tras el triunfo de la Revolución se enriqueció con el programa de reforestación y otros beneficios indicados por el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz.

Además, los estudiosos atribuyen a la Cordillera de la Gran Piedra el principal exponente de asentamientos de los emigrados franceses en el siglo XIX, pues en ella se localizan más de cien restos de haciendas cafetaleras francohaitianas, que incluyen a las mejor conservadas.

Declarada Monumento Nacional, destaca al respecto la hacienda museo La Isabelica, que fuera restaurada en 1960. Del conjunto original se conservan la casa vivienda almacén, la cocina, los tendales o secaderos, la tahona o molino de pilar y el horno de cal. Actualmente se trabaja en la finca Fraternidad, cuyo acueducto industrial constituye una hermosa obra de ingeniería.

La principal entidad económica localizada en la zona corresponde a la Empresa Agroforestal Integral Gran Piedra-Baconao, de cuyas hectáreas anualmente se extraen alrededor de 8 500 metros cúbicos de madera aserrada, café, frutas para la industria y el consumo natural, viandas y carbón.

En la madrugada del 25 de octubre del 2012, el huracán Sandy afectó cerca de 250 000 metros cúbicos de madera. Sus vientos de hasta 365 kilómetros por hora derribaron cientos de miles de pinos de entre 30 y 40 metros de altura, que han sido repuestos con más de un millón de posturas plantadas, al igual que en la tala, conforme al ciclo lunar.

Retando en altura a la insigne mole, se localiza aquí el principal observatorio meteorológico de la provincia de Santiago de Cuba con su radar y la estación, de puertas y ventanas reforzadas, que resistieron los brutales embates del citado ciclón. Por demás, en este paraíso se sitúa cada año la meta de montaña más difícil de la Vuelta Ciclística a Cuba.  Para apreciar esos valores, entre pinos y plantas ornamentales autóctonas, muy próximo a la Gran Piedra se encuentra el hotel del mismo nombre.

Entre tantos atributos naturales, otro de especial significación atesorado por la zona lo constituye su vínculo con la historia patria. Varios asaltantes del cuartel Moncada buscaron el mismo 26 de julio de 1953 refugio en esta serranía, para luego continuar la lucha, pero diezmados por el cansancio, días después fueron capturados, incluyendo al líder, Fidel Castro Ruz.

Humildes familias campesinas colaboraron en su protección y con alimentos, y el grupo salvó la vida gracias a la actitud de honor del teniente del ejército Pedro Sarría Tartabull. Luego de la victoria, muy vinculado estuvo el Comandante en Jefe a estas montañas, de cuyo seno fue extraída la roca monumento que en el cementerio Santa Ifigenia guarda para la eternidad sus cenizas.

 

Paisaje Natural Protegido Gran Piedra

– Forma parte de la Reserva Mundial de la Biosfera Baconao (84 600 hectáreas), declarado por la Unesco en 1987.

– Principal elevación: La Gran Piedra, con 1 225 metros sobre el nivel del mar La extensa red de asentamientos cafetaleros francohaitianos fue declarada por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad en la categoría de paisaje arqueológico en el año 2002.

– La Empresa Agroforestal Integral Gran Piedra-Baconao ocupa 16 000 hectáreas boscosas.

– Su fauna exhibe 926 especies.

– Es un importante corredor de aves migratorias.

– Su flora tiene un alto valor endémico.

– Existen 222 variedades de helechos y 352 de orquídeas.

 

Tomado del periódico Sierra Maestra.


Redacción Digital

 
Redacción Digital