0
Publicado el 22 Enero, 2020 por Pastor Batista en Nacionales
 
 

CIEGO DE ÁVILA

Vértice de clamor contra el vandalismo

Vértice de clamor contra el vandalismo

Para los artistas e intelectuales avileños Martí es sagrado e intocable por la miseria humana que genera el imperio.

Texto y fotos: PASTOR BATISTA VALDÉS

Primeramente acudieron miembros de la Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana, luego estudiantes de la Universidad de Ciencias Médicas, después trabajadores y representantes de otros sectores, hoy miércoles 22 de enero artistas e intelectuales…

Así, el emblemático Parque Martí, de Ciego de Ávila ha devenido una especie de tribuna abierta, epicentro de rechazo social frente al agravio cometido por individuos sin escrúpulo ni principios, que mancillaron bustos del Héroe Nacional cubano, en la capital del país.

Entre los oradores de la jornada estuvo Magalys Álvarez, secretaria general del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Cultura en la provincia, quien afirmó que “nada ni nadie nos impedirá seguir viviendo la etapa verdaderamente maravillosa vivida por los cubanos desde el primero de enero de 1959, como materialización del ideario martiano llevado a la práctica por Fidel”.

Vértice de clamor contra el vandalismo.

El Parque Martí sigue siendo testigo de un clamor que se eleva en toda Cuba.

A continuación la diputada Reina Torres Pérez, quien se desempeña en asuntos de comunicación del Gobierno provincial y en su Portal del Ciudadano, calificó de mercenarios mal pagados a los autores de la afrenta contra el Héroe Nacional, subrayó la inmediata indignación que los hechos originaron en las redes sociales y afirmó que el imperio norteamericano se sabe derrotado porque Martí es un símbolo para los cubanos que viven dentro del Archipiélago, para los que residen en el exterior y para el mundo entero, porque es una figura universal.

Tras expresar su total desacuerdo con quienes se prestan para hacer “el papelazo de tontos”, Mailé Sánchez Clemente, del Centro Provincial de las Artes Plásticas, sintetizó el sentimiento “de los que tenemos una sola frente, una sola mirada, al sol, a la luz; de los que creemos en Martí y le seguiremos dando vida eterna”.

Con similar convicción, Eddy Naranjo León, vicepresidente de la Sociedad Cultural José Martí consideró como “un gravísimo error” el irrespeto cometido contra la figura de El Maestro, “hecho miserable que no es aislado si se tiene en cuenta que esos mismos individuos habían atentado contra el proceso eleccionario y que elementos desafectos a la Revolución también habían tratado de subvertir el orden y la tranquilidad en el Mercado de Cuatro Caminos, por solo citar dos ejemplos”.

Sensible impacto tuvo entre los presentes el rostro de Martí, por intermedio de los trazos del pintor avileño Plinio Rolando y de su alumno Enrique Enmanuel, como expresión también de su descuerdo con la vandálica provocación.

Vértice de libre criterio público, en fin, todo indica que el Parque Martí seguirá siendo podio para la oralidad de quienes llevan dentro el decoro del hombre que solo los “difuntos en plena vida” creyeron muerto en Dos Ríos.

Vértice de clamor contra el vandalismo

Para los artistas e intelectuales avileños Martí es sagrado e intocable por la miseria humana que genera el imperio.


Pastor Batista

 
Pastor Batista