0
Publicado el 23 Abril, 2020 por ACN en Nacionales
 
 

CONTRA LA COVID-19

Aporte del sector no estatal, producciones vitales y medios de protección

En el programa Mesa Redonda, el cuentapropista Abel Bajuelos Rizo, coordinador del Grupo Trabajo de Fabricación Digital, explicó que a través de una red- conformada por cuentapropistas, trabajadores estatales y “entusiastas de la tecnología”- han confeccionado protectores faciales a través de impresoras 3D bajo costo
Aporte del sector no estatal, producciones vitales y medios de protección.

Abel Bajuelos Rizo, coordinador del Grupo Trabajo de Fabricación Digital. (Foto: acn.cu).

Por DANIELLA PÉREZ MUÑOA

El sector no estatal, en medio de la situación epidemiológica, también aporta con producciones vitales para el tratamiento a pacientes con COVID-19 y con medios de protección necesarios para el personal sanitario.

En el programa Mesa Redonda, el cuentapropista  Abel Bajuelos Rizo, coordinador del Grupo Trabajo de Fabricación Digital, explicó que a través de una red- conformada por cuentapropistas, trabajadores estatales y “entusiastas de la tecnología”-  han confeccionado protectores faciales a través de impresoras 3D bajo costo.

Destacó que esa tecnología ha bajado su precio, no está limitada por Propiedad Intelectual y es una herramienta poderosa, ideal para hacer florecer la creatividad y procesos de innovación.
Señaló que la evolución tecnológica y el alcance democratizador de las nuevas tecnologías han propiciado que llegue a todos la información y sirva de trasfondo a las dinámicas generadas ante la actual pandemia.

El comunidad creada en el país tomó la experiencia de otros países, donde la insuficiente existencia de estos productos hizo que ciudadanos establecieran alianzas en pos de producir determinados artículos, necesarios en instituciones hospitalarias.

Músico devenido en diseñador industrial autodidacta, el emprendedor precisó que para Cuba se adecuaron los modelos para alargar su uso, por tanto se diseñaron con mayor robustez.

Varios  han sido creados en todo este proceso y se han simplificado en aras de aprovechar al máximo las materias primas, siempre bajo la aprobación de las instituciones estatales especializadas, resaltó Bajuelos Rizo.

Destacó que la iniciativa no solo se circunscribe  a la capital, hay varias personas que trabajan en otras provincias y se han impreso piezas tanto en casas como en industrias.

No solo compartimos ideas y modelos, sino parámetros de fabricación para que cada individuo pueda elaborar de manera más eficiente el producto, teniendo en cuenta las funcionalidades de cada máquina 3D, subrayó.

En relación con la integración de varios sectores de la sociedad, lo calificó de “relación fluida” y  significó que en determinado momentos se quedaron sin material de trabajo y rápidamente el Ministerio de Industrias lo facilitó.

Sobre los resultados resaltó que son prometedores y ejemplificó que se han impreso válvulas para el sistema de respiración asistida.

Bajuelos Rizo afirmó que otra de las potencialidades de la impresión 3D es la flexibilidad para crear piezas de repuesto de equipos que ya no se fabrican en el país.

Por último, declaró que el momento actual requiere de trabajo y de empeño para resolver las problemáticas que puedan surgir.


ACN

 
ACN