0
Publicado el 20 Abril, 2020 por ACN en Nacionales
 
 

Asintomática la mayoría de población pediátrica cubana con COVID-19

La experiencia cubana incorpora a los protocolos la inserción de intensivistas en equipos de trabajo desde tiempos muy tempranos lo que ha dado resultado favorable, puesto que el 10% de los pacientes ha tenido neumonía y la evaluación precoz ha permitido que ninguno haya tenido que pasar a la fase superior de gravedad
Asintomática la mayoría de población pediátrica cubana con COVID-19

Foto: cubasi.cu

Más del 70 por ciento de los pacientes pediátricos positivos a la COVID-19 en Cuba desarrollan la enfermedad de manera asintomática, lo que llama la atención sobre la necesidad de cuidarlos porque si bien no son muy afectados inciden mucho en la propagación de la enfermedad, dijo hoy una experta.

Hasta ayer se han diagnosticado con la enfermedad 124 pacientes en la edad pediátrica (hasta los 18 años), lo que representa solo 0,04 por ciento del total de la población en este rango de edad en el país (más de dos millones 400 mil personas), pero al mismo tiempo significa el 11 por ciento del total de enfermos de COVID-19 en Cuba (mil 087), dijo Lisset López Gonzáles, Jefa del Grupo Nacional de Pediatría.

La especialista significó que si bien los niños y adolescentes no tienen tanta afectación biológica, sí son impactados socialmente porque no van a las escuelas, no pueden salir a socializar y además conviven con personas que son vulnerables y a las cuales pueden transmitirles el SARS CoV2.

López González señaló que en el caso cubano los niños pequeños no se enferman, ni los pacientes de riesgo, pero los adolescentes sí y la familia tiene la responsabilidad de cumplir con lo que está establecido respecto al aislamiento social y las medidas de higiene.

Aclaró que aunque en el país la letalidad es ínfima, para la familia que le ponga nombre a ese número representa mucho y es muy triste, y que en el caso de Cuba cinco pacientes han tenido que recibir oxígeno-terapia y un ventilación mecánica, esta ultima una niña de nueve meses que actualmente evoluciona dentro de la gravedad.

Agregó que la experiencia cubana incorpora a los protocolos la inserción de intensivistas en equipos de trabajo desde tiempos muy tempranos lo que ha dado resultado favorable puesto que el 10 por ciento de los pacientes ha tenido neumonía y la evaluación precoz ha permitido que ninguno haya tenido que pasar a la fase superior de gravedad.

Explicó que las manifestaciones clínicas de la COVID-19 en los pacientes en edad pediátrica en Cuba han sido muy floridas desde las comunes tos y fiebre hasta otitis media, cuadros de diarrea, rash e incluso un cuadro neurológico inespecífico.

Agregó que ante esa realidad se establecido una estrategia para los servicios pediátricos, desde el primer nivel de atención para clasificar a los pacientes para minimizar la subjetividad en la clínica y clasificar tempranamente a los posibles sospechosos.

La Jefa del Grupo Nacional de Pediatría aclaró que respecto a los esquemas de vacunación continúan porque hay que seguir protegiendo a la población pediátrica de otras infecciones, solo se pospone la segunda etapa de la campaña de la antipolio.

Llamó a la población a confiar en las fortalezas del sistema de salud cubano que puede hacer su propia historia en el tratamiento de esta enfermedad, concluyó la especialista. (ACN).


ACN

 
ACN