0
Publicado el 27 Abril, 2020 por Redacción Digital en Nacionales
 
 

El lirismo de una colosal batalla

Cada día nuevas noticias, nuevas tristezas y esperanzas. Hoy trascendió la información de otras 24 altas, para elevar la cifra de salvados a 525, el 37,8 por ciento del total de positivos, pero se supo también de dos nuevos decesos, 56 en general
El lirismo de una colosal batalla.

Foto ilustrativa: cubasi.cu

Por REDACCIÓN DIGITAL

Cuando la Payadora Tomasita Quiala, hizo las décimas dedicadas al doctor Francisco Durán García y a todo el personal de la Salud, tuvo la inteligencia de comunicar un sentimiento bastante general en Cuba: Te esperamos cada día/con el informe en la mano, /y cuando cada cubano/se hace fiel televidente/y ve tu cara, te siente/como un familiar cercano.

Y caló profundo en los corazones, porque dijo, de la forma lírica de la ella hace gala, el sentimiento de todos: A las 11 un aleteo/de esperanza adorna el pan/y el pueblo de tu caimán/espera la conferencia/de prensa con la presencia/de su Francisco Durán.

Y prosiguió: Te duelen los fallecidos/y te emocionan las altas,/los sobrantes y las faltas/suelen cambiar los latidos

Aquí nos detenemos, porque esa es la parte que hace “cambiar los latidos”. De más está decir que, cada una de esas personas que se emocionan con estas décimas saben que es decisiva su contribución a lograr que desaparezca la pandemia.

Por ejemplo, al comenzar hoy la conferencia, el doctor Durán García lamentó el deceso de otras dos personas víctimas de la COVID-19. Cada vida que se pierde duele, y ya son 56. Muchos familiares pueden hablar del dolor que ello significa.

¿Qué es lo más importante entonces? ¡Cuidarse! Porque las pruebas de rigor han confirmado 20 nuevos casos positivos al coronavirus, para elevar la cifra total a mil 389. Pero lo más preocupante es que la mayoría de los nuevos reportes son asintomáticos, lo cual significa que muchos no tienen idea de dónde puede estar el riesgo.

Quedarse en casa es la mejor preparación. Mantener la distancia, si precisa alguna gestión importante, y lavarse las manos con frecuencia, pueden causar una batida a ese virus que ha mostrado en todo el mundo que es tan rápido como letal.

Tal vez la vorágine de estos días –intensos, muy intensos- no permita al doctor Durán García detenerse a medir la magnitud de la obra que hoy desarrolla la Salud cubana. Por eso, mujer previsora al fin, Tomasita le solicitó: Guarda este regalo mío,/de esta guajirita humilde,/que en el nombre no usa tilde/por no robársela al río.

Entonces, cuando la paz reine, se midan las experiencias en todos los ámbitos, y se exprese costo la victoria, tal vez este sencillo hombre de ciencia pueda medir cuánto lirismo fue capaz de inspirar la batalla.


Redacción Digital

 
Redacción Digital