0
Publicado el 28 Abril, 2020 por ACN en Nacionales
 
 

Los programas inversionistas de la construcción se mantienen a pesar de la COVID-19

En estos momentos los trabajadores del sector apoyan las obras de salud y las de enfrentamiento a la pandemia, y se han entregado 11 mil 396 capacidades para ser utilizadas como centros de aislamiento, a la vez que el Ministerio de la Construcción participa en la reparación de hospitales seleccionados
Los programas inversionistas de la construcción se mantienen a pesar de la COVID-19

Un ejemplo de aporte de los constructores a la lucha contra la COVID-9, es su labor en la universidad de Ciencias Informáticas, UCI; donde han reparado nueve manzanas y terminaron de edificar el hospital Ernesto Che Guevara. (Foto: ARIEL LEY ROYERO/ACN).

Por SAIMI REYES CARMONA

A pesar del brote de la COVID-19 en Cuba, los programas inversionistas de la construcción se mantienen, aseguró hoy en la Mesa redonda René Mesa Villafaña, ministro de la Construcción.

El titular explicó que ahora mismo se apoyan las obras de salud y las de enfrentamiento a la pandemia, y se han entregado 11 mil 396 capacidades para ser utilizadas como centros de aislamiento, a la vez que el Ministerio de la Construcción (MICONS) participa en la reparación de hospitales seleccionados.

Un ejemplo de ello es su labor en la universidad de Ciencias informáticas, UCI; donde se han reparado nueve manzanas y se terminó de edificar un hospital.

En las condiciones actuales se aplica una disciplina fuerte para la protección de los obreros, incluyendo los que se encuentran en 107 campamentos, además de que la transportación se ha reordenado al igual que los programas constructivos de cada obra, teniendo en cuenta la necesidad de que los trabajadores no estén hacinados.

Estos campamentos cuentan con personal de la salud cercano, a la vez que se han reforzado las normas higiénicas y se han condicionado varias áreas de aislamiento dependiendo de la necesidad.

El MICONS también mantiene sus acciones en el programa hidráulico, alimentario, de vivienda y de las Fuentes Renovables de Energía, así como industriales (Antillana de Acero, termoeléctrica del Mariel, modernización de plantas de cerámica y cemento).

Hasta el momento se ha dado agilidad a la construcción de viviendas en locales, ya que de este tipo se han identificado más de dos mil, y en proyecto existen unas 15 mil viviendas que lo que necesitan es terminación, además de que el MICONS puede producir territorialmente unos 57 genéricos para las casas.

Sin embargo, el recrudecimiento del bloqueo afecta la entrada de equipos y materiales que precisa la construcción, por lo que Mesa Villafaña aseguró que se ha convocado a la fuerza técnica a rescatar tecnologías que usen menos acero, cemento e incluso madera, y se han dado indicaciones a empresas de ingeniería y diseño para usar esas tecnologías.

Actualmente el sector de la construcción trabaja con extensores de cemento usando arcillas calcinadas y carbonatos de calcio y se ha hecho encadenamiento con industria nacional, pues, el Ministro afirmó que hay que seguir potenciando la producción local de materiales.

Aunque por ahora es aceptable esta producción, las capacidades instaladas son mayores y eso puede sustituir materiales de balance nacional como el cemento, siempre contando con que todos estos materiales deben tener un alto estándar y deben que pasar por oficinas de control de calidad y normalización.

Por último, el ministro de la Construcción explicó que la energía que necesitan las fábricas de cemento se garantiza, por lo que es cumplible el plan de un millón 400 mil toneladas. (ACN)


ACN

 
ACN