0
Publicado el 16 Abril, 2020 por Presidencia Cuba en Nacionales
 
 

Prioridades en la agenda del Gobierno cubano, más allá de la COVID-19

Sobre el actual escenario que vive el país en el enfrentamiento a la COVID-19, el Presidente cubano reflexionó que nos estamos acercando en los próximos quince días a la etapa más compleja de la pandemia, por lo que resulta imprescindible cada vez trabajar con más rigor, precisión, exigencia, disciplina, entrega, sacrificio y detalle.

Foto: Estudios Revolución

Yaima Puig Meneses

En medio del actual escenario que ha impuesto la COVID-19 en el país, el Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, y el Primer Ministro, Manuel Marrero Cruz, encabezaron en la mañana de este jueves un encuentro de trabajo a través de videoconferencia con los gobernadores, vicegobernadores y el intendente del municipio especial Isla de la Juventud, donde se evaluaron temas de vital trascendencia para la vida económica y social de la nación, con especial seguimiento a las acciones y medidas para prevenir y enfrentar el nuevo coronavirus.

Como primer punto de la reunión, donde también participaron el vicepresidente de la República, Salvador Valdés Mesa; el presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular, Esteban Lazo Hernández; así como viceprimeros ministros y titulares de varios sectores, se analizó el cumplimiento de los planes integrales de enfrentamiento a las ilegalidades de carácter urbanístico al cierre del 2019 por parte de las administraciones locales del Poder Popular provinciales y municipales, donde La Habana tiene el mayor inventario.

Al referirse a la erradicación de nuevas ilegalidades detectadas durante el pasado año, el presidente del Instituto de Planificación Física, Samuel Rodiles Planas, detalló que también en este caso es La Habana la provincia donde se aprecian menores resultados, seguida de Artemisa, Mayabeque y Pinar del Río. Asociado a ello ejemplificó con diferentes lugares donde se continúan construyendo viviendas de manera ilegal, del tipo “llega y pon”, y que no son enfrentadas por los gobiernos con la inmediatez requerida, lo cual genera impunidad.

La viceprimera ministra, Inés María Chapman Waugh, valoró que la mayor incidencia en el actual escenario está en el movimiento de personas hacia determinadas zonas donde se están levantando viviendas improvisadas, un hecho que urge enfrentar de inmediato pues además de generar un conjunto de acciones ilegales relacionadas con los servicios básicos a la población, complejiza el enfrentamiento a la actual situación epidemiológica que vive el país.

En tal sentido, el Primer Ministro, Manuel Marrero Cruz, significó que el análisis de la erradicación de las ilegalidades no puede ser solo estadístico, se requiere identificar las causas que las provocan y profundizar en ellas, al tiempo que urge definir la naturaleza de las ilegalidades que han ido envejeciendo en el tiempo y no acaban de solucionarse. Esta batalla –dijo- no solo se gana con la erradicación de las ilegalidades existentes, sino también con evitar que surjan otras nuevas.

Hace falta más firmeza y combatividad para enfrentar este problema –insistió- y también denuncia oportuna cuando comiencen a aparecer los problemas.

COMERCIO INTERIOR A DEBATE

Otro tema a debate en la videoconferencia fue el cumplimiento de la circulación mercantil minorista que, según detalló la ministra de Comercio Interior, Betsy Díaz Velázquez, al cierre del mes de marzo se cumplió al 85,3%, cifra inferior a igual periodo del año anterior. Las provincias de Artemisa, Matanzas, Camaguey, La Tunas, Granma, Santiago de Cuba y Guantánamo se comportan por debajo de esta media, destacó.

En particular sobre el proceso de perfeccionamiento iniciado en el comercio y la gastronomía, señaló que se aprecia el trabajo realizado por los territorios, aunque todavía resulta insuficiente el acompañamiento de las estructuras provinciales a las municipales.

Sobre este asunto, el viceprimer ministro Jorge Luis Tapia Fonseca enfatizó en que urge explotar todas las capacidades y potencialidades de que disponemos en los centros de elaboración y buscar cómo ofrecer una mayor oferta de alimentos al pueblo. Asimismo, comentó que se debe medir la eficiencia de la circulación mercantil a partir de los ingresos en el banco, al tiempo que sugirió que es el momento de revisar todos los inventarios ociosos que tenemos.

Particularmente sobre las medidas de perfeccionamiento destacó que requieren de una atención diferenciada por parte de los gobiernos, con fechas de cumplimiento de las mismas y un cambio de enfoque en la manera en que se tratan.

Enlazando este tema con la actual situación del nuevo coronavirus, el Primer Ministro enfatizó que “las medidas de aislamiento social que se han aplicado no significa que no se venda, son medidas asociadas a disminuir la presencia de personas en la calle” y la indicación es que se mantengan abiertas las instalaciones gastronómicas, acercando los servicios a las comunidades.

De igual manera, acentuó que se debe aprovechar el actual contexto que vive el país para garantizar el perfeccionamiento iniciado en la gastronomía. “Este es el momento para analizar y trabajar con mayor intencionalidad”, apuntó.

POLÍTICA DE LA VIVIENDA, PRIORIDAD PARA EL PAÍS

Otro tema debatido durante la jornada de este jueves fue la marcha de la Política Nacional de la Vivienda al concluir el primer trimestre del año. Al respecto, la directora general de la Vivienda, Vivian Rodríguez Salazar, informó que se concluyeron por diferentes vías 9 558 viviendas, lo cual representa el 23% del plan anual, y la mayor cantidad se corresponde con los inmuebles edificados por esfuerzo propio.

De manera detallada se evaluaron los temas relacionados con el otorgamiento y ejecución de subsidios para la construcción de células básicas habitacionales; la atención a las madres con tres o más hijos como parte del Programa de la Dinámica Demográfica; la rehabilitación; la erradicación de pisos de tierra y cuarterías; así como la recuperación de las afectaciones climatológicas.

Detalló también Rodríguez Salazar que en cuanto a los recursos de balance nacional los reglones más críticos son el acero, el alambrón y sus derivados, de ahí su insistencia en el empleo de tecnologías que no dependan de estos recursos y darle prioridad al empleo de las producciones locales en función de los recuros disponibles.

En cuanto a la producción local de materiales refirió que existen cinco municipios en el país que no cuentan con las capacidades para producir los materiales de construcción necesarios para edificar una vivienda diaria.

El ministro de la Construcción, René Mesa Villafaña, destacó que en lo referido a la adaptación de locales se puede hacer todavía bastante para incrementar el número de viviendas concluidas y además disminuir el consumo de acero y cemento.

Acerca de este punto el Primer Ministro subrayó que en medio de la situación actual que estamos viviendo para nada ha dejado de ser una prioridad el programa de la vivienda, todo lo contrario.

De vital consideró el seguimiento y atención que se concede a este asunto para darle un vuelco a la situación. Los análisis deben estar concentrados fundamentalmente –valoró- en lo que no hemos hecho, en lo que nos falta por hacer, y de manera autocrítica y objetiva sobre esta situación.

PREVENIR Y ENFRENTAR DESDE LA SALUD

Posteriormente, el ministro de Salud Pública, José Angel Portal Miranda, actualizó a los participantes sobre la situación de la COVID-19 en el mundo y en Cuba, donde al cierre del miércoles se reportaron 48 nuevos casos, tres fallecidos y veinte altas médicas. Informó sobre los nuevos eventos de transmisión local que se registran en el país, entre ellos, uno en un hogar de ancianos de la ciudad de Santa Clara.

En detalle explicó la situación que presenta cada una de las provincias y el municipio especial Isla de la Juventud, con cuyas autoridades –dijo- se analizan y discuten diariamente problemas y vulnerabilidades que pudieran existir.

El viceprimer ministro Roberto Morales Ojeda insistió en lo relacionado a la percepción de riesgo y la importancia de que se comprenda el verdadero significado del aislamiento social, pues todavía permanecen muchas personas en las calles. El creciente número de casos asintomáticos que en la actualidad se contabilizan incrementa el riesgo de contraer la enfermedad, reflexionó.

De igual manera resaltó la calidad de la pesquisa, un elemento que consideró hay que trabajar con mucho más rigor; las acciones para identificar los contactos de pacientes confirmados; así como cumplir con el principio de que todos los casos que lleguen a los hospitales deben ser tratados como si padecieran la COVID-19, hasta tanto se demuestre que no lo es.

Asimismo, se refirió al funcionamiento de los centros dedicados a la vigilancia y aislamiento epidemiológico, donde debe cumplirse con los protocolos establecidos. Estos no son albergues –puntualizó- son centros donde se debe dar una atención médica constante a quienes se encuentren ingresados.

Igualmente, llamó la atención sobre la prioridad que se debe continuar prestando al tema del dengue y el resto de las arbovirosis, y continuar realizando todas las acciones establecidas para disminuir los riesgos que puedan ocasionar en la población.

EN PALABRAS DE DIAZ-CANEL: “TRABAJAR CON MÁS DISCIPLINA, ENTREGA Y SACRIFICIO”

Al realizar las conclusiones de la reunión, el Presidente Díaz-Canel insistió en el desempeño que debe existir desde las estructuras de Gobierno, tanto en las provincias como en los municipios en el enfrentamiento a las ilegalidades, para lograr eliminar y atenuar el efecto nocivo que este tipo de hechos ocasiona. Asociado a ello ejemplificó que en la actualidad al complejo escenario que vive el país con la COVID-19 se añade un grupo de personas vulnerables pues se encuentran en comunidades ilegales.

De lo que estamos viviendo en estos momentos –dijo- estamos sacando conclusiones de diversos aspectos que definitivamente hay que resolver posterior a la pandemia.

Al referirse al plan de circulación mercantil minorista enfatizó en la importancia de seguir combinando su análisis con el proceso de ordenamiento del sector del comercio y la gastronomía, que no se va a detener en las condiciones actuales.

En particular sobre la construcción de viviendas manifestó que es una de las actividades que no se van a paralizar. Incluso ahora con más personas en las casas, acentuó el Jefe de Estado, hay más posibilidades de que se trabaje más y se puedan adelantar más viviendas, tanto por el sector estatal como por el de esfuerzo propio.

De inadmisible consideró además el hecho de que haya materiales acumulados que no se estén usando, sobre todo con riesgos de echarse a perder.

Particularmente sobre el actual escenario que vive el país en el enfrentamiento a la COVID-19, reflexionó que nos estamos acercando en los próximos quince días a la etapa más compleja de la pandemia, por lo que resulta imprescindible cada vez trabajar con más rigor, precisión, exigencia, disciplina, entrega, sacrificio y detalle.

Con especial énfasis comentó la urgencia de accionar de manera adecuada en el funcionamiento interno de un grupo de instituciones de la Salud, en los centros donde se reciben personas para aislamiento, así como en la manera en que se han organizado algunas cosas para atender a la población vulnerable, y se han facilitado un grupo de servicios a la población.

El mandatario reiteró que se están creando nuevas capacidades de terapia intensiva y se trabaja en la selección y entrenamiento de los equipos médicos que van a trabajar en ellas. En tal sentido, insistió en la pertinencia de proteger adecuadamente en todo momento al personal de la salud y prepararlos para dominar protocolos y hábitos que necesariamente tienen que ser incorporados al trabajo.

El Presidente Díaz-Canel reiteró la necesidad de evitar aglomeraciones,  para lo cual resulta vital la organización de las colas, así como acercar cada vez más los productos a las comunidades. Subrayó además la importancia de perfeccionar el sistema de mensajería en las farmacias, de manera tal que este servicio garantice la entrega de los medicamentos a domicilio a las personas vulnerables.

Acerca de la comunicación social en tiempos de pandemia instó a que en los portales web del ciudadano en las provincias se refleje de forma oportuna y veraz el enfrentamiento al nuevo coronavirus, no solo a nivel nacional, sino también de manera particular en cada territorio.

“Hoy lo que la gente busca son datos firmes, confiables y entonces no puede ser que los portales de los ciudadanos estén desvinculados de eso; en ellos tiene que haber información de facilitación social sobre la COVID-19”, acotó.

Tiene que haber calidad y cantidad de información sobre el nuevo coronavirus –enfatizó-, sobre los protocolos que se establecen y las zonas de cuarentena en los territorios. Tampoco deben faltar precisiones respecto a cómo se traducen en los territorios las medidas adoptadas por el país, acentuó, con informaciones precisas que desmientan falsas noticias.

(Tomado del sitio de la Presidencia)


Presidencia Cuba

 
Presidencia Cuba