0
Publicado el 2 Septiembre, 2020 por ACN en Nacionales
 
 

Rapidez y rigurosidad ante la COVID-19

En diálogo mediante videoconferencia con los gobernadores de las provincias de La Habana, Artemisa, Cienfuegos, Villa Clara y Sancti Spíritus, Díaz-Canel señaló varios ámbitos “en los que tenemos que profundizar en el trabajo y eso tiene que partir de un razonamiento caso a caso”, en el que deben primar la rapidez con que se detecte a los enfermos, y la profundidad con que sean atendidos
Rapidez y rigurosidad ante la COVID-19

Foto: ESTUDIOS REVOLUCIÓN

Por LETICIA MARTÍNEZ HERNÁNDEZ

El Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, insistió en la necesidad de trabajar con más agilidad ante cada caso de la COVID-19 y hacer análisis rigurosos de lo que pasa diariamente en el país con la epidemia, al encabezar este miércoles la reunión del Grupo Temporal de Trabajo del Gobierno, en una jornada que “no ha sido favorable, porque hemos tenido que lamentar tres muertes y hacía tiempo que nosotros no teníamos esa cantidad de fallecidos”, dijo.

En diálogo mediante videoconferencia con los gobernadores de las provincias de La Habana, Artemisa, Cienfuegos, Villa Clara y Sancti Spíritus, el Jefe de Estado señaló varios ámbitos “en los que tenemos que profundizar en el trabajo y eso tiene que partir de un razonamiento caso a caso”. Primero, enumeró, está la rapidez con que detectamos los enfermos; segundo, la profundidad con que los atendemos.

“Los protocolos con los vulnerables tienen que ser llevados al extremo”, indicó, y la persona que en esas condiciones resulte positivo o no, de inmediato hay que aislarlo y atenderlo con un grupo de protocolos que están establecidos y nos ayudan a levantar la inmunidad, afirmó.

Asimismo, agregó Díaz-Canel, tiene que haber más rapidez en la aplicación de las pruebas PCR y en la obtención de sus resultados,  para evitar más contagios y comenzar los tratamientos enseguida.

Al adentrarse en las particularidades de dos de los 17 pacientes evaluados en estos momentos como graves —en los cuales consideró se perdió tiempo entre la detección y el ingreso— el Presidente subrayó que “cuando nos vayamos entrenando en un análisis riguroso y cada caso nos vaya dando elementos de actuación, vamos a sistematizar un grupo de acciones que nos van a ir llevando a eliminar o atenuar esas que podían ser consideradas malas prácticas en la atención a la pandemia”.

La eficiencia en esta batalla, reflexionó, la vamos a ganar en la misma medida en que el pueblo participe protagónicamente, de conjunto con el sistema institucional y, en particular, con todo el sistema de Salud.

El mandatario reiteró que el aislamiento social es la acción principal para detener el contagio y reconoció la actitud de los habaneros que en la primera noche de las nuevas medidas restrictivas respondieron con disciplina. Sin embargo, añadió, durante el día, el confinamiento no ha sido el mismo, ante la necesidad de la población de salir a buscar los abastecimientos, particularmente aseo y alimento.

Ante la aglomeración en las colas que sigue siendo un problema en medio de la transmisión del virus en la capital, Díaz-Canel indicó a las autoridades provinciales, de conjunto con expertos y miembros del Grupo Temporal de Trabajo, diseñar nuevas maneras para acercar los abastecimientos principales a las comunidades y evitar que las personas se tengan que mover masivamente hacia los comercios.

“Si nos ponemos todos de acuerdo, comerciantes, instituciones y la población; y lo organizamos bien y vamos dando paso a paso, podemos avanzar mucho más en este momento de rebrote”. Entonces a partir de las propuestas que se hagan, precisó el mandatario, podemos en los próximos días tomar otras determinaciones.

En su actualización diaria a la dirección del país, el ministro de Salud Pública, José Angel Portal Miranda, informó que en Cuba permanecen ingresadas 568 personas confirmadas con la COVID-19, de ellas 481 están siendo atendidas en instituciones de la capital. De las 61 muestras positivas reportadas en la última jornada, agregó, 46 corresponden a La Habana, siete a Artemisa, seis a Ciego de Ávila y dos a Pinar del Río.

Acerca de los eventos locales de transmisión, apuntó Portal Miranda que están abiertos 15: 10 localizados en la capital, dos en Artemisa, uno en Matanzas, uno en Villa Clara y uno en Pinar del Río. En la decena de eventos de La Habana están incluidos dos que se abrieron este miércoles, en los municipios de Arroyo Naranjo y 10 de Octubre.

En esta sesión de trabajo — en la que participó el vicepresidente de la República, Salvador Valdés Mesa — el gobernador de la capital, Reinaldo García Zapata, consideró que las medidas restrictivas que comenzaron este primero de septiembre están teniendo un impacto notable en el comportamiento de la población y el reto está planteado, sobre todo, hacia el interior de los barrios.

Durante la jornada se aplicaron 651 multas, en su gran mayoría por no usar el nasobuco, violaciones de las medidas sanitarias en instituciones estatales y la circulación de vehículos sin la debida autorización. El objetivo no es aplicar sanciones, sino seguir convocando a la responsabilidad de los habaneros, dijo el Gobernador.

También rindió cuenta al Grupo Temporal del Trabajo, el gobernador de Artemisa, Ricardo Concepción Rodríguez, quien explicó que las mayores preocupaciones se concentran en el evento decretado en el municipio de San Cristóbal, que con 72 mil habitantes es el segundo de más población en la provincia. Hasta la fecha allí se han confirmado 14 casos y por tal motivo se decidió extender el área de cuarentena de 13 a 26 manzanas en la comunidad Los Pinos. Además están cerrados los accesos de ese municipio al resto de la provincia.

También de Villa Clara, el gobernador Alberto López Díaz reseñó que el territorio tiende al control de la epidemia, pues mantiene solo cinco personas confirmadas con la COVID-19 y el evento del municipio de Camajuaní, que generó 22 casos, desde hace 16 días no reporta enfermos. En tanto, los focos abiertos en Manicaragua y Caibarién no reportan casos desde hace casi dos semanas. El seguimiento más fuerte, dijo, se localiza en el poblado de Mataguá, con seis confirmados, aunque, en una semana, no ha aportado nuevos casos.

Otro de los puntos de cuidado en el país se ubica en Matanzas, a partir del evento abierto en el consejo popular Santa Marta, con 37 casos hasta la fecha. El gobernador Mario Sabines Lorenzo especificó que en la zona se siguen cumpliendo las medidas restrictivas y el contagio se ha mantenido circunscrito al municipio de Cárdenas.

Finalmente, también informaron los gobernadores de Cienfuegos y Sancti Spíritus, territorios que este miércoles sumaban 126 y 116 días, respectivamente, sin casos confirmados de la COVID-19. En ambos lugares se mantiene una estrecha vigilancia ante la situación epidemiológica de las provincias vecinas y del occidente de la nación. (ACN).


ACN

 
ACN