0
Publicado el 16 Septiembre, 2020 por ACN en Nacionales
 
 

Resalta vicepresidente de la ANEC rol de cooperativas no agropecuarias hoy

Actualmente en el país –dijo Labañino- existen 398 CNA, que vinculan a 17 mil 551 socios y a más de 700 trabajadores contratados, y al final del año pasado llegaron a ingresar más de nueve mil millones de pesos, contra un gasto total de dos mil millones 341 pesos, y los llamados anticipos -pues no se paga salarios- ascendieron a alrededor de mil 092 pesos
Las cooperativas no agropecuarias son un complemento de la economia cubana.

Foto: escambray.cu

Por FIDEL RENDÓN MATIENZO

Las cooperativas no agropecuarias (CNA) entran ahora en una etapa de consolidación durante la cual, entre otros imperativos, tendrán que adaptarse a los cambios que se deriven del proceso de unificación monetaria y cambiaria en el país, afirmó Ramón Labañino, vicepresidente de la Asociación Nacional de Economistas y Contadores de Cuba (ANEC).

Ellas están llamadas a buscar las vías o mecanismos para continuar progresando bajo las nuevas tasas de cambio. También, en el necesario encadenamiento con las restantes formas de gestión productiva, tanto las no estatales como la empresa estatal socialista, aseguró Labañino en exclusiva a la Agencia Cubana de Noticias.

Hoy en el país -dijo- existen 398 CNA, que vinculan a 17 mil 551 socios y a más de 700 trabajadores contratados, y al final del año pasado llegaron a ingresar más de nueve mil millones de pesos, contra un gasto total de dos mil millones 341 pesos, y los llamados anticipos -pues no se paga salarios- ascendieron a alrededor de mil 092 pesos.

Recalcó el papel fundamental de la empresa estatal socialista, y aclaró que las cooperativas no agropecuarias son un complemento, una alternativa para la economía cubana, y eso es lo primero que hay que entender; de ahí que, si en la etapa inicial de experimentación se había aprobado un grupo, ahora, en la de consolidación ellas se van a extender a todo el país.

El también miembro del Grupo Temporal de Trabajo de la Comisión Permanente de Implementación de los Lineamientos precisó que se prevé crear un instituto que promueva el desarrollo de esa forma de gestión.

A la par se agilizará y flexibilizará el proceso de aprobación de nuevas CNA, es decir, se hará más simple y expedito a fin de que respondan a las necesidades de la nación, argumentó.

Entre las prioridades en las que se espera su participación, Labañino mencionó incrementar la producción de bienes y servicios, sustituir importaciones y fomentar las exportaciones.

Indicó que, tal como anunció Rodrigo Malmierca, ministro cubano del Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, unas 80 cooperativas ya están en negociaciones y se avanza en otros 35 contratos de exportación.

Los negocios incluyen productos como carbón vegetal, frutas y vegetales frescos y en conserva, madera ecológica, aves ornamentales, químicos naturales, jabón de miel, así como servicios informáticos y software, en tanto el primer contrato de exportación se firmó por la cooperativa no agropecuaria de Matanzas “La Concordia”, a través de la empresa DINVA.

Labañino recordó que hace más de seis años surgieron las primeras CNA y al calor de un proceso de experimentación tuvieron un desarrollo gradual y ascendente, no exento de dificultades y en algunos casos de desviaciones e ilegalidades en su razón de ser, pero sin duda cada día han ido ocupando un mayor papel en nuestra economía, acotó.

Se trata de una organización que se constituye voluntariamente y se sustenta en el trabajo de sus socios, en tanto su objetivo general es la producción de bienes y la prestación de servicios mediante la gestión colectiva para la satisfacción del interés social y el de sus miembros.

Todos tienen iguales derechos y deberes; su máximo órgano de dirección son las Asambleas de Asociados, donde se toman todas las decisiones, precisó.

Aseveró que por contribuir a diversificar la producción y los servicios, y al aumento de la calidad y de las ofertas en beneficio de la población y la economía, ellas llegaron para quedarse, y así lo ha subrayado el General de Ejército Raúl Castro, Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba.

Las CNA están llamadas a desempeñar un papel más relevante en medio de una situación tan compleja de crisis económica mundial y su impacto en nuestra economía, de una pandemia (COVID-19) y del recrudecimiento del bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos contra Cuba, dijo el vicepresidente de la ANEC.

Como muestra de la confianza de la dirección del país en estas cooperativas, apuntó a las facilidades dadas para que aporten más al erario público y logren la verdadera liberación como fuerzas productivas, sin olvidar el necesario clima de orden y respeto a la legalidad, y el cumplimiento de las regulaciones jurídicas y tributarias establecidas en bien de su desempeño.

Destacó la voluntad de la organización de los economistas y contadores de continuar contribuyendo al desarrollo del país, tanto en la empresa estatal socialista como el sector no estatal, mediante cursos de capacitación que ayuden a profundizar en sus deberes y derechos y en los conocimientos en materia de contabilidad y de negocios.

En tal sentido Labañino señaló que en función de la estratégica tarea está el Centro de Superación Postgraduada de la ANEC (CESPANEC) y los talleres, seminarios y conferencias por expertos, en la capital, provincias y municipios.

Reiteró la voluntad de la asociación de combatir con energía toda manifestación de delito, ilegalidad o corrupción que empañe el protagonismo de las empresas y de las formas de gestión no estatal, más ahora en medio de la pandemia en que el control y uso racional de los recursos, la contabilidad, deben estar a la orden del día.

“Queremos que todas triunfen, que lo hagan bien; pero siempre en función de mejorar y desarrollar nuestra economía, nuestro socialismo”, concluyó el vicepresidente de la ANEC. (ACN).


ACN

 
ACN