0
Publicado el 8 Octubre, 2020 por ACN en Nacionales
 
 

Destaca Díaz-Canel eficacia de la estrategia cubana de combate a la pandemia

Todos los elementos de diagnóstico al enfrentarnos a la COVID-19 se han cumplido, y a medida que aprendimos a combatirla pudimos sobrepasar el pico en abril, llegamos a la situación de estabilidad, y luego los modelos matemáticos hablaban de posible rebrote que se produjo, manifestó el jefe del Estado al comparecer en la mesa redonda informativa
ha sido eficaz la estrategia cubana de enfrentamiento a la COVID-19.

Los científicos cubanos han tenido una destacada labor en todo lo relacionado con el enfrentamiento a la COVID-19. (Foto: cubadebate.cu).

Por FIDEL RENDÓN MATIENZO

La estrategia cubana de enfrentamiento a la COVID-19 es eficaz y con resultados por el acompañamiento del sistema de salud, la comunidad científica y las organizaciones políticas y de masas, aseguró hoy el Presidente cubano Miguel Díaz-Canel.

Todos los elementos de diagnóstico al enfrentarnos a la COVID-19 se han cumplido, y a medida que aprendimos a combatirla pudimos sobrepasar el pico en abril, llegamos a la situación de estabilidad, y luego los modelos matemáticos hablaban de posible rebrote que se produjo, manifestó el jefe del Estado al comparecer en la mesa redonda informativa.

Su intervención giró alrededor de los tres grandes combates que libra Cuba: el enfrentamiento a la pandemia, la denuncia del bloqueo y la persecución financiera ,y la implementación de los acuerdos del Congreso del Partido, que están concentrados en la Estrategia Económica y Social.

Acotó que el rebrote ha durado más que el pico, pero nunca alcanzó esta categoría y ha alcanzado una meseta que es alrededor del 79-80 por ciento del pico, y eso se debe a los protocolos cubanos si bien hubo más casos y se recuperaban más rápido, además de que se hicieron hasta tres o cuatro veces más pruebas.

En medio de ese rebrote disminuimos la letalidad que hoy se comporta a un 2,079; ahora estamos en momento en el que el nivel de alta supera los casos nuevos diarios, controlamos la situación de Ciego de Ávila y Sancti Spíritus y un grupo de provincias no reportan casos, expresó.

Díaz-Canel manifestó que hay alrededor de 13 medicamentos desarrollados en el país y se están investigando nuevos tratamientos.

Al abundar en la manera en que estamos enfrentando a la COVID-19 dijo que si nos comparamos con el mundo la tasa de incidencia es alrededor de la tercera parte de la de América Latina.

La letalidad está por debajo de la media de la región, y  Cuba recupera además, el 91 por ciento de los casos y el porcentaje de activos es varias veces menor al de América Latina.

Dijo que ante esta realidad es necesario replantearse si deben mantenerse las limitaciones que tenemos o podemos reactivar nuestras actividades y avanzar hacia esa noción de nueva normalidad, que fueron aprobadas en la reciente reunión del Buró Político.

Explicó que lo aprobado no solo incorpora esas medidas nuevas para cada etapa sino también un nuevo código de vida para que aumentemos la percepción del riesgo y no se violen protocolos y medidas, que han estado asociados a puntos altos de rebrote.

Debemos ir a un momento de más responsabilidad compartida entre las instituciones, organizaciones y la responsabilidad social  en escuelas, fábricas, lugares públicos, las propias tiendas,  ponderó el Presidente de la República.

Mencionó como otros  importantes resultados  que en Cuba se hayan atendido, caso único en el mundo, a todos los detectados y sus contactos y no haya colapsado nuestra red de salud y solo tenemos un crítico y un grave, acotó.

No se reportan niños, embarazadas ni trabajadores de salud fallecidos en Cuba, aunque  lamentablemente cuatro compañeros que contrajeron la enfermedad en otros países fallecieron.

También mencionó entre los resultados la realización de más de 700 investigaciones y 13 ensayos clínicos además del desarrollo de bioproductos, y subrayó que Cuba ha compartido esta batalla contra la COVID-19 con otros países a través de brigadas Henry Reeve.

En este enfrentamiento se implicaron médicos, enfermeros, científicos y trabajadores de todos los sectores, a  la vez que el personal de la salud cumpliendo misiones del exterior ha tenido que enfrentar un reto alto incluyendo ataques políticos.

Más adelante reconoció a los jóvenes, quienes tomaron como propia la batalla contra la pandemia, además de destacar el trabajo de gobiernos provinciales, locales y organizaciones políticas y de masas.

Hemos tenido toda la capacidad para criticar y valorar donde se han cometido errores y aprender.

La planificación que es un principio de nuestro modelo es lo que puede explicar que se haya podido mantener la distribución de productos alimenticios y de aseo en el contexto del cierre de fronteras y el arreciamiento del bloqueo,  y por eso hemos podido superar este rebrote con estrategias de cooperación y con medidas que no siempre fueron bien entendidas y han demostrado efectividad.

Planteamos ahora la necesidad de ir a esta nueva estrategia por el costo de la pandemia, pero trabajamos siempre con un principio innegociable que es lo primordial: la vida de nuestro pueblo, dijo el jefe del Estado cubano.

Esta estrategia establece  un grupo muy práctico de acciones organizativas bajo principios de racionalidad y científicos  para aprender a convivir con la enfermedad durante un tiempo prolongado, manifestó, y subrayó que habrá que cambiar modos de actuación para diagnóstico temprano, con aislamiento que puede ser desde el hogar.

Informó que el gobierno va a retomar el sistema de trabajo establecido hace un tiempo, y este mes vamos a ir a dos provincias: un grupo más pequeño, con pruebas de PCR, preservando el distanciamiento físico, usando el nasobuco, para dar ejemplo y demostrar cómo se pueden hacer las cosas y revitalizar las actividades del país.

Es hora de elevar responsabilidad porque ello tributará a mejor calidad de vida en la población, dijo Díaz-Canel y puntualizó que aprender a convivir con el virus es saber leer estadísticas y aprender a controlar al virus.

Hay que preservar en todo lo posible el distanciamiento físico, hay que usar la mascarilla o nasobuco porque está demostrado las implicaciones para impedir transmisión, vamos a lavarnos frecuentemente las manos y defender la mayor higiene posible y exigir mayor calidad del pesquisaje y encuesta epidemiológica, evitar espacios cerrados y multitudes, señaló.

También Díaz Canel llamó a priorizar el teletrabajo y el comercio electrónico.
Manifestó que la calidad de nuestros recursos humanos nos ha colocado en la vanguardia del mundo, y en lo que llega la vacuna vamos a usar la única vacuna que ha demostrado efectividad, que es la disciplina y responsabilidad individual. (ACN).


ACN

 
ACN