0
Publicado el 14 Abril, 2021 por Presidencia Cuba en Nacionales
 
 

Cumplir cabalmente con lo que ya se diseñó

Hay claridad sobre las medidas que el país necesita para salir adelante en su lucha contra el nuevo coronavirus. Lo más importante es hacerlas cumplir. Así transcendió este martes durante la reunión del Grupo Temporal de Trabajo para la Prevención y Control de la COVID-19, la cual fue encabezada por el Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, el Segundo Secretario del Comité Central del Partido Comunista, José Ramón Machado Ventura, y el Primer Ministro, Manuel Marrero Cruz
Cumplir cabalmente con lo que ya se diseñó

Los niños deben permanecer en casa, pero si por algún motivo deben salir, han de hacerlo adoptando todas las medidas epidemiológicas correspondientes, con el nasobuco en primer lugar. (Foto: JORGE LUIS SÁNCHEZ RIVERA).

Por ALINA PERERA ROBBIO

Más que sumar nuevas medidas sanitarias, lo que más falta está haciendo en Cuba es cumplir con rigor lo establecido, sobre todo aquello que fue pensado en los inicios de la epidemia y que dio resultados. Esa certeza nacida de análisis alusivos a la situación epidemiológica de La Habana en tiempos de coronavirus, es también lección valiosa para cada territorio del país.

Tal sentido de claridad sobre lo que debe hacerse, esa exhortación a la disciplina, resultó ser concepto medular, este martes, durante la reunión del Grupo Temporal de Trabajo para la Prevención y Control de la COVID-19, la cual fue encabezada por el Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, el Segundo Secretario del Comité Central del Partido Comunista, José Ramón Machado Ventura, y el Primer Ministro, Manuel Marrero Cruz.

Desde el Palacio de la Revolución y a través de videoconferencia, la dirección del país sostuvo intercambios, como ya es habitual, con autoridades de distintas provincias. Y a propósito de la capital el Primer Ministro, Manuel Marrero Cruz, expresó que ahora, más que enfrascarse en un grupo de medidas, “lo más importante es exigir el cumplimiento estricto de lo que está establecido”.

Lo que hace falta hacer está claro, dijo el Jefe de Gobierno, quien recordó que esa idea ha sido expresada con anterioridad por el Presidente cubano.

Sobre La Habana, escenario de referencia obligada para medir cómo va el país en la lucha contra la COVID-19, el ministro de Salud Pública, José Angel Portal Miranda, informó que este lunes habían aumentado el número de casos positivos a la enfermedad en relación con el día anterior (192 más; o sea, 45,3 por ciento más).

El Gobernador de la capital, Reinaldo García Zapata, al referirse al sistema de trabajo que se va atemperando a cada problema que surge, explicó que en todas las instancias, incluyendo el Consejo de Defensa Provincial, se está buscando retroalimentación, se recoge información sobre las incidencias, lo cual es posible a través de quienes dirigen a nivel de cada área de salud.

Abordó el ejemplo puntual del municipio de Arroyo Naranjo, donde se registró un número importante de casos, y a partir de lo cual se hizo el cierre de cuatro cuadrantes, de 39 manzanas de la zona a partir de la evaluación realizada. Según detalló García Zapata, 1942 viviendas fueron incluidas dentro de ese cierre total. Y ese proceder se sumó a otras decisiones que se acometen en la ciudad, como el seguimiento de rigor a quienes ingresan, incluso a quienes resultan negativos a un PCR tiempo después de haber sido diagnosticados con la COVID-19.

Reflexiones a tono con cada escenario

En el encuentro los análisis de las provincias iban en el sentido de buscar, como ha dicho el Presidente Díaz-Canel Bermúdez, el traje a la medida de cada situación epidemiológica. En el caso de la provincia de Pinar del Río, por ejemplo, el Jefe de Estado habló a sus autoridades sobre la pertinencia de seguir insistiendo en la gestión de las altas hospitalarias, al tiempo de llevar al detalle las cifras de los casos activos.

“Ustedes llevan, apuntó Díaz-Canel, cuatro días por debajo de 50 casos diarios; y en los dos últimos días, 30 y 21”. A partir de ese dato, el mandatario sugirió precisar un conjunto de acciones, bien organizadas, que ayuden al territorio occidental a dar un golpe final a la transmisión de la enfermedad.

Otra reflexión suscitó la provincia de Artemisa, cuyo análisis dio paso a que el mandatario señalara que se han dejado de dar altas médicas, de modo oportuno, cuando estaban listas para darse. Lo dijo porque en esta batalla el éxito también depende de una “gestión que lleva análisis de números, (…) para que veamos las tendencias, las regularidades, para que sepamos cuál es el número que debemos esperar en casa situación; si no, no avanzamos”.

En la jornada también informaron sobre la situación epidemiológica de sus respectivas provincias las autoridades de Mayabeque –donde este lunes aumentó el número de casos de COVID-19 en relación con el día anterior-; de Matanzas y Sancti Spíritus –donde la tendencia fue creciente-; así como de Granma y Santiago de Cuba –donde los números decrecieron.

En voz del ministro de Salud, José Angel Portal Miranda, fue actualizada la situación del país desde múltiples datos: En los últimos 15 días fueron diagnosticados positivos al nuevo coronavirus 15 062 casos para una tasa de incidencia de 134,6 por cada 100 mil habitantes. En tal sentido mantienen el indicador más elevado La Habana (359,9), Matanzas (231,8), Granma (168,7), Sancti Spíritus (162,9) y Pinar del Río (109,9).

Cuba, detalló el titular, acumula un total de 476 fallecidos por causa de la epidemia, para una letalidad de 0,54 por ciento.

Tomado de PRESIDENCIA CUBA


Presidencia Cuba

 
Presidencia Cuba