0
Publicado el 13 Octubre, 2020 por Delia Reyes Garcia en Opinión
 
 

Robustecer al país

Por DELIA REYES GARCÍA

La empresa estatal socialista está llamada a encabezar el conjunto de transformaciones que le urgen al país para salir a flote e impulsar el crecimiento del Producto Interno Bruto, en el actual escenario de crisis mundial agravada por la COVID-19, y los continúos giros de rosca del gobierno norteamericano.

No es casual entonces que dentro de los principios de la estrategia económico-social precisamente se encuentre el de dotar de mayor autonomía de gestión al sistema empresarial, y dentro de las cuestiones a implementar, sobresalgan aquellas que apuntan a ese objetivo. Así lo ratificó Alejandro Gil Fernández, viceprimer ministro, y titular de Economía y Planificación al intervenir en la Mesa Redonda este 12 de octubre.

En tal sentido, se han aprobado 15 medidas entre las cuales destacan: flexibilización en la distribución de utilidades, que comenzará a aplicarse a partir del cierre del actual año; recontratación de los jubilados en sus mismos puestos de trabajo, por interés de la entidad; descentralización de las facultades a los órganos, organismos y Organizaciones Superiores de Dirección Empresarial para la creación, fusión y extinción de empresas, así como la aprobación de los objetos sociales; ampliar las facultades de las Unidades Empresariales de Base; y surgimiento de la empresa filial, una nueva figura que actuará dentro del tejido estatal.

Asimismo, está en fase de implementación un nuevo sistema de asignación de divisas en la economía, que al tener mayor descentralización, favorece la gestión de los recursos y el encadenamiento productivo. Sobre este asunto, la Resolución 115 de 2020, del Ministerio de Economía y Planificación y publicada en la Gaceta Oficial ofrece los pormenores de la medida.

De manera paralela, se avanza en el marco institucional y el diseño de funcionamiento de la micro, pequeña y mediana empresa, concebida tanto para el sector estatal como para el no estatal.

Pero, para hacer más expedito el camino, es imprescindible el ordenamiento monetario en el país, que significa una transformación de fondo para eliminar las actuales distorsiones,según ha subrayado el también titular de Economía y Planificación.

De manera que las 15 medidas aprobadas por el Consejo de Ministros se suman a otras 28 proyectadas con antelación y que deberán también implementarse con celeridad para fortalecer la empresa estatal y continuar avanzar rebusteciendo al país.


Delia Reyes Garcia

 
Delia Reyes Garcia