0
Publicado el 30 Julio, 2016 por ACN en Salud
 
 

Aplican nuevas técnicas neuroquirúrgicas en Sancti Spíritus

Como novedad, en el territorio se han realizado operaciones videoasistidas en tumores cerebrales y de craniosinostosis, así como abordajes a la base del cráneo y unión craneoespinal y microcirugía de la región orbitaria
Parte del equipo de neurocirugía del hospital camilo Cienfuegos.

En el hospital provincial Camilo Cienfuegos ha introducido en el último trienio técnicas neuroquirúrgicas que permiten elevar la calidad de ese servicio. (Foto: radiorebelde.cu).

La sala de Neurocirugía del Hospital General Camilo Cienfuegos de la provincia de Sancti Spíritus ha introducido en el último trienio técnicas neuroquirúrgicas que anteriormente no se realizaban en el territorio, lo que permite elevar la calidad de ese servicio.

El doctor Ariel Álvarez, especialista en primer grado en Neurocirugía de la principal institución hospitalaria espirituana, manifestó a la ACN que entre esos procedimientos se encuentran las cirugías neonatal de urgencias y transpedicular a todos los niveles del raquis, esta última para lograr una fijación de la columna vertebral.

Dijo, además, que como novedad, en el territorio se han realizado operaciones videoasistidas en tumores cerebrales  y de craniosinostosis, así como abordajes a la base del cráneo y unión craneoespinal y microcirugía de la región orbitaria.

Comentó que en 2015 el equipo de neurocirujanos del “Camilo Cienfuegos” se enfrentó por primera vez a una operación de alta complejidad en un niño de tres años que necesitaba una craneotomía porque tenía una deformidad en la cabeza, con abultamiento en la parte anterior y posterior, además de un estrechamiento en el centro.

El diagnóstico era una craneosinostosis sagital, consistente en la osificación precoz de la sutura sagital, lo cual quiere decir que los huesos o placas óseas del cráneo soldaron prematuramente; de ahí que el infante presentaba signos de retardo en el desarrollo psicomotor, explicó Álvarez, al frente del equipo que tuvo a su cargo la intervención.

Durante más de dos horas de cirugía se ajustaron las proporciones de los huesos para propiciar su crecimiento y, consecuentemente, el cierre paulatino de los espacios que se dejaron entre unos y otros, detalló el especialista, el cual agregó que como resultado de la operación se eliminó aproximadamente el 40 por ciento de la bóveda craneana.

Francisco Javier Vera, jefe de servicio de la sala de Neurocirugía, comentó que próximamente se beneficiarán con un laboratorio de entrenamiento neuroquirúrgico, lo que elevará el nivel de aprendizaje y ejercicio de las técnicas microquirúrgicas y endoscópicas, requeridas de mayor destreza médica.


ACN

 
ACN