0
Publicado el 25 Octubre, 2019 por ANSA en Salud
 
 

Tomar sol sin excesos hace bien al sistema digestivo

Los especialistas descubrieron que, los efectos de la luz ultravioleta en los microorganismos intestinales debido a la baja exposición de luz, los niveles insuficientes de vitamina D y la falta de diversidad de microbiomas se han relacionado con ciertas afecciones inflamatorias de la salud. Por ejemplo, una fuerte inflamación intestinal
Tomar sol sin excesos hace bien al sistema digestivo.

Tomar ligeros baños de sol es muy saludable, no solo porque aumenta la vitamina D, sino porque ayuda a tener una vida más sana a nivel intestinal. (Foto: 20minutos.es).

Tomar un poco de sol es beneficioso para la salud, no solo porque aumenta la vitamina D, sino porque ayuda a tener una vida más sana a nivel intestinal, de acuerdo a un estudio que se dio hoy a conocer.

La breve exposición a los rayos ultravioleta no solo aumenta la vitamina D, sino que también podría conducir a una colección más variada de bacterias intestinales, según explican una serie de expertos en la publicación Frontiers in Microbiology.

Los especialistas descubrieron que, los efectos de la luz ultravioleta en los microorganismos intestinales debido a la baja exposición de luz, los niveles insuficientes de vitamina D y la falta de diversidad de microbiomas se han relacionado con ciertas afecciones inflamatorias de la salud. Por ejemplo, una fuerte inflamación intestinal.

Else Bosman, investigador y candidato al doctorado en el Departamento de Medicina Experimental de la Universidad de Columbia Británica, señaló que se trata “del primer estudio en el que encuentra un efecto directo de los rayos UVB en los microbios intestinales”.

Los hallazgos también apuntan al importante papel que desempeña la vitamina D, en particular en el “mantenimiento de una composición saludable de microbios intestinales”, agregó.

Para explorar el impacto de la luz solar en el microbioma (microorganismos que puebla el intestino), los investigadores reclutaron a 21 mujeres sanas, cuya edad promedio era de 28 años.

Algunas de las mujeres estudiadas habían estado tomando suplementos para mantener altos sus niveles de vitamina D, mientras que el resto tenía niveles ‘insuficientes’ de la misma.

Tras una exposición considerable al sol, a las mujeres se les revisaron nuevamente los niveles de vitamina D y las muestras de heces.

Los niveles de vitamina D aumentaron en la mayoría de los voluntarios, incluso en aquellos que tomaron suplementos.

Las mujeres que tenían niveles bajos de vitamina luego tenían niveles normales y, curiosamente, sus microbiomas se habían vuelto diferentes.

“Las personas sanas tienden a tener microbiomas diferentes”, agregó Bosman.

Los resultados de este estudio son bien conocidos por las personas con enfermedad inflamatoria intestinal, que tienen problemas para absorber nutrientes a través de sus sistemas digestivos, dijo Bosman. Para ellos, pasar un tiempo al sol podría ser una forma efectiva de aumentar los niveles de vitamina D.

“Los estudios futuros deberían incluir una gran cantidad de voluntarios que estén expuestos a placebo o (rayos) UVB”, indicó por su parte el Purna Kashyap, profesor asociado de medicina, fisiología e ingeniería biomédica, y codirector del Programa de Microbiomas de la Clínica Mayo. (ANSA).


ANSA

 
ANSA