0
Publicado el 13 Marzo, 2020 por Redacción Digital en Tecnología
 
 

A un paso China de completar sistema de navegación global

Beijing ya ha colocado en el espacio 54 satélites de tipo BDS-2 y BDS-3, y prevé convertirse en el tercer país en operar su propio sistema de navegación y posicionamiento global.
china gps

China lanzó con éxito el segundo satélite del sistema BDS-3, y se espera que en mayo próximo lance el último aparato de esta familia. | Foto: Xinhua/Guo Wenbin

Un nuevo satélite del Sistema de Navegación BeiDou (BDS, por su sigla en inglés) fue lanzado en China, que con  este éxito se colocó a solo un paso de completar su propio sistema de navegación global.

La misión tuvo su inicio el lunes en el Centro de Lanzamiento de Satélites Xichang, en Sichuan, en el suroeste de China, a las 19:55 (hora de Beijing).

El aparato, el número 54 de la familia de satélites BeiDou (término chino para la constelación Osa Mayor), fue colocado en la órbita geoestacionaria planeada por un cohete portador Gran Marcha-3B, divulgó la agencia Xinhua.

Se trata del segundo dispositivo del sistema BDS-3 que se coloca en esa órbita. Se espera que el último sea lanzado en mayo.

El nuevo satélite

Esta familia de satélites presenta un diseño único e incluye ingenios de órbita terrestre media, órbita terrestre geosincrónica inclinada y órbita terrestre geoestacionaria.

El BDS-3 cuenta con más funciones y señales y con el mayor tamaño y la vida útil más prolongada de todos los de su tipo, dijo Chen Zhonggui, diseñador en jefe de los satélites de la Academia de Tecnología Espacial de China (ATECh). Puede cargar más combustibles para garantizar su larga vida, añadió.

De acuerdo con Liu Tianxiong, subjefe de diseño del proyecto, el vehículo llevado al espacio ha integrado las funciones de navegación y comunicación. La precisión de posicionamiento dinámico puede alcanzar el nivel de decímetro.

Además, puede ofrecer servicios para los vehículos sin conductor y para el atraque preciso de barcos, así como el despegue y aterrizaje de aeronaves, agregó el experto.

Entre otras prestaciones, la capacidad de comunicación de mensajes cortos en este satélite ha sido mejorada 10 veces. Los usuarios pueden enviar un mensaje de más de 1.000 caracteres chinos en una publicación, así como imágenes vía satélite, algo muy útil en emergencias.

La capacidad de este innovador vehículo para recibir señales también ha sido mejorada significativamente, lo que puede ayudar a miniaturizar las terminales de los usuarios, dijo Pan Yuqian, uno de sus diseñadores.

Estas características garantizarán su amplio uso en el campo de las comunicaciones, energía eléctrica, finanzas, cartografía, transporte, pesca, agricultura y silvicultura.

Soberanía tecnológica

El proyecto BeiDou fue iniciado formalmente en 1994. Empezó a dar servicio en China en el 2000 y en la región de Asia-Pacífico a fines del 2012.

En la actualidad, los satélites de primera generación BDS-1 han salido de operaciones, y 54 satélites de los tipos BDS-2 y BDS-3 sobrevuelan la Tierra.

Beijing tiene previsto convertirlos en un sistema de posicionamiento y navegación global de alta precisión y muy confiable, con lo que se convertiría en el tercer país después de Estados Unidos y Rusia en operar su propio sistema de navegación.

El satélite y el cohete portador fueron desarrollados, respectivamente, por la ATECh y por la Academia de Tecnología de Vehículos de Lanzamiento de China.

En los últimos meses los ingenieros espaciales chinos han superado numerosas dificultades debido a la epidemia del nuevo coronavirus y han garantizado el éxito de la misión.


Redacción Digital

 
Redacción Digital