Mi corcel y yo

La pista del Centro Ecuestre de La Habana fue el escenario en el cual bellos ejemplares de trote elegante y muchos bríos, y sus jinetes, compitieron en representación de la entidad capitalina y el club Bacura.

Corceles de diversos colores, que miden entre 1.60 metros o más, con un peso que oscila entre los 400 y 500 kg, fueron montados por niñas y niños de la categoría infantil que, uniformados saltaron una altura que va de 90 a un 1 metro, además compitieron los más pequeños nombrados futuros campeones, saltando de 60 y 70 cm.

En pocos minutos dieron la señal de arrancada y se pusieron a prueba sus habilidades, así como la destreza, disciplina y obediencia de sus caballos sobre la pista. Sería la primera competencia de la jornada, pues también se presentaron jinetes en las categorías 80/90 cm, juveniles y adultos.

Para estos últimos las barreras estuvieron a una altura superior, todo bajo el control y supervisión de los jueces en el terreno.

Los eventos ecuestres se realizan una vez al mes y es el momento esperado por los cabalgadores para demostrar las habilidades adquiridas en los duros entrenamientos.   

Este fotorreportero, cámara en mano, logró captar algunos de esos mágicos instantes del encuentro del que fue testigo.

Comparte en redes sociales:

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te Recomendamos