cienfuegos Destacada

Piedras que hablan

Decir 5 de septiembre en Cienfuegos es referimos a una gesta heroica, al hecho más trascendental que allí se vivió. Porque aquel día de 1957 es para los oriundos de esa ciudad mucho más que una fecha o un recuerdo.

Amanecía con el sonido de las balas. Los hombres esperaron el momento con las manos en el gatillo y la vista enfocada en la esperanza. Era tiempo de vencer, porque había llegado la hora de ser libres o mártires como lo había anunciado Fidel un año antes.

Los disparos comenzaron muy cerca del mar, los asaltantes intentaron ser cautelosos para avanzar hacia las edificaciones más importantes. Julio Camacho Aguilera y Dionisio San Román, jefes de la acción, entrarían en Cayo Loco, luego de que los conspiradores de la Marina dominaran el entorno.

Sin embargo, el retardo de las acciones emitida por el alto mando de la Marina provocó que la urbe se levantara sola, así, las fuerzas del Ejército irrumpieron en las calles llenándolas de metralla y odio, queriendo escarmentar a la ciudad con gritos de silencio.

El parque Martí en Cienfuegos es el parque de todos, en el que se hace necesario colocar pedestales para aquellos héroes y recordarlos siempre. Porque a pesar de aquel fracaso Cienfuegos se hizo grande. Hoy las huellas de sus piedras nos hablan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te Recomendamos