Rusia-Cuba: La verdad le gana a la fuerza

La Mayor de las Antillas constituye un socio importante para el pueblo ruso y asimismo este lo es para nosotros. Un claro ejemplo es la estatua de Fidel que se develó en Moscú este 22 de noviembre por Vladimir Putin y la delegación cubana de alto nivel.


Ciertamente han sido cuatro días intensos los vividos por Miguel Díaz-Canel Bermúdez en Rusia, de diversificarse en espacios y contenidos, – como refieren los periodistas que lo acompañan y reproducido por la Presidencia de Cuba-, donde el mandatario cubano ha salido muy reconfortado.

Por ejemplo de su intercambio con el viceprimer ministro ruso, al frente de la Comisión Intergubernamental, Dmitri Chernishenko, subrayó el agradecimiento propio, y en nombre de nuestra patria, al empeño que ha tenido para “abordar y comprender toda la problemática cubana y facilitar que continuemos ampliando nuestras relaciones económicas y comerciales”.

Los presidentes de Rusia, Vladimir Putin, y de Cuba, Miguel Díaz-Canel sostuvieron, este 22 de noviembre, un importante encuentro como parte de la visita oficial. / Prensa Latina

Con total transparencia se refirió a los adeudos que tenemos con la Federación de Rusia, que son fruto, muy particularmente, por la difícil situación económico-financiera que hemos presentado a partir del segundo semestre del 2019, debido a la aplicación de más de 243 medidas por la administración yanqui de Donald Trump y mantenidas hasta ahora por Joe Biden. En un ejercicio de confianza le dijo al Viceprimer ministro ruso que “en el menor tiempo posible, que nuestra economía lo permita, nosotros estaremos honrando los compromisos que tenemos con Rusia”. (1)

Se abordó además la soberanía con que ambos países supieron salir adelante a pesar del impacto de la peor tragedia de salud de este siglo XXI: la Covid-19. El visitante destacó que a contracorriente de esos momentos muy complejos para ambas naciones, en todo ese tiempo “tuvimos un apoyo fundamental de la Federación de Rusia, en particular del Presidente Putin”.

En tanto, el Viceprimer ministro de la Federación de Rusia le reiteró a Díaz-Canel: “Cuba constituye nuestro socio clave, y es un socio de confianza para Rusia en la región Latinoamericana; la relación con Cuba no está sujeta a una coyuntura global cambiadiza, es de carácter estratégico y con visión de futuro”.

En una atmósfera constructiva se discutieron importantes proyectos asociados a temas prioritarios para ambos países como la industria, la energía y el transporte.

Las ideas justas se imponen

Con la anterior frase fue recibido el Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista y Presidente de la República de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, por Su Santidad Kirill, Patriarca de Moscú y de Toda Rusia, en el Monasterio Danilovsk, sede de la Iglesia Ortodoxa Rusa. (2)

La energía positiva y la convergencia de principios primaron en esta cita, la tercera durante el mandato del dirigente de la Mayor de las Antillas. En sus palabras de agradecimiento, Díaz-Canel Bermúdez también extendió al alto dignatario religioso “un fuerte y caluroso saludo del General de Ejército” Raúl Castro.

Asimismo calificó la visita a Rusia de “excelente”, cuyo centro es el diálogo político porque expresan “una base importante para todos los propósitos comunes y para fortalecer las relaciones económico-comerciales”. Subrayó también “la voluntad de nuestro Gobierno de seguir desarrollando las relaciones de amistad, solidaridad y respeto que sostenidamente nosotros tenemos con la Iglesia Ortodoxa Rusa”. A su vez abordó el “eterno agradecimiento por la propuesta que usted hizo para que fuera en Cuba el histórico encuentro con el Papa Francisco, en febrero de 2016”.

En la Duma Estatal de la Asamblea Federal

Este 22 de noviembre, Miguel Díaz-Canel Bermúdez realizó una intervención especial, agradeciendo el apoyo que siempre han brindado los diputados rusos a Cuba. Recibido por su presidente Vyacheslav Volodin, el jefe de la delegación cubana de alto nivel alabó las relaciones parlamentarias, las cuales dijo “constituyen un importante pilar de los vínculos bilaterales y una pieza clave para el impulso y desarrollo de los lazos económicos, comerciales, financieros y de cooperación”.

Miguel Díaz-Canel participó en un encuentro especial ante el Parlamento o Duma Estatal rusa. / Presidencia de Cuba

No podía irse de la nación euroasiática sin agradecer, en nombre del pueblo cubano, la Resolución que desde hace más de veinticinco años aprueba este órgano legislativo, demandando el fin de la política de bloqueo que impone por más de seis décadas el Gobierno de los Estados Unidos a Cuba. “Ese gesto lo apreciamos y lo valoramos mucho”, informó un reporte de la periodista Leticia Martínez Hernández.

En su breve pero condensado discurso, el mandatario caribeño explicó la compleja situación económica que atraviesa Cuba, debido a factores fundamentalmente externos, en primer lugar el recrudecimiento sin precedentes del bloqueo. A ello se añade -dijo- el impacto económico de la pandemia, sobre todo en el turismo, principal fuente de ingresos para el país caribeño.

Aún con todo lo positivo de nuestras relaciones bilaterales, Díaz- Canel llamó a las diputadas y diputados a “jugar un papel fundamental en el impulso de importantes proyectos en la esfera económica”, como son lograr el desarrollo pleno de nuestros vínculos económicos, comerciales, financieros y de cooperación para llevarlos al mismo nivel que hoy poseen las relaciones políticas. Indicó que  “Esa debe ser una prioridad, es una tarea de ambos órganos legislativos, trabajar en esta última dirección”.

Se refirió además a arquetipos de la cooperación económica como la empresa rusa de prospección geológica y los pozos de petróleo de Boca de Jaruco; la inversión en la Zona Especial de Desarrollo Mariel, dedicada a la tecnología rusa Kamaz; así como la modernización de las industrias Antillana de Acero, en La Habana, y de Planta Mecánica, en Santa Clara.

Fidel siempre presente

Por la grandeza de su vida y obra, Fide está siempre presente. Por tal motivo fue develado, de conjunto entre Vladimir Putin y Miguel Díaz-Canel, una estatua del Comandante en Jefe en postura andante como expresión de que todavía se encuentra entre nosotros y entre sus amigos. El presidente ruso solo tuvo palabras elogiosas para quien tanto hiciera por la Humanidad. Ya el dirigente cubano le había señalado al Patriarca Kirill que “precisamente esta visita también tiene relación con Fidel”.

El Comandante en Jefe, Fidel Castro (1926-2016) es homenajeado en Moscú con una estatua. / Prensa Latina

En el último día de su estancia moscovita, tuvo lugar un intercambio estratégico entre Rusia y Cuba en las figuras de sus presidentes. De manera oficial ambos concordaron en temas de alta sensibilidad e importancia, en ese sentido, ambos analizaron el estado actual y las perspectivas de desarrollo ruso-cubana en las esferas política, económico-comercial, cultural y humanitaria, así como intercambiaron opiniones sobre temas claves de la agenda internacional. (3)

 “Para nosotros, esta visita a Moscú tiene una honda significación. Primero, la hacemos en un momento en que tanto Rusia como Cuba están sometidas a unas sanciones que proceden y tienen su origen en el mismo enemigo”, expresó Díaz-Canel. Además, comentó que apreciaba “todo el trabajo que está haciendo la Federación de Rusia, el papel que juega, y que Cuba apoya, por buscar que el mundo cambie, que vaya a la multipolaridad, y en eso Rusia y usted, en particular, emergen como líder”.

Por su parte Putin dijo que Moscú y La Habana deben seguir adelante y fortalecer su cooperación, tomando en cuenta la situación actual, basándose en este sólido fundamento de amistad, y agregó que le alegraba mucho poder contar con esa oportunidad. “ Primero la Unión Soviética y después Rusia siempre han apoyado y siguen apoyando al pueblo cubano en su lucha por la independencia, por la soberanía, opuesta a cualquier tipo de sanciones, embargos y bloqueos, y Cuba adopta la misma posición respecto a Rusia”, destacó Putin.

Y nuevamente Fidel estuvo presente en los recuerdos y honores de los dos dignatarios porque el Comandante en Jefe, según Putin, es “símbolo de una época entera, de los movimientos de liberación nacional, de la caída del sistema colonial y de la creación de nuevos Estados independientes”.

Comparte en redes sociales:

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te Recomendamos