RELATOS

Reclamo inquietante

Hace días que duerme poco. Se le escapa la paz momentánea de un tiempo columpiado en sus misterios. Tiene un encargo: una urgencia de definiciones

Pretextos para escribir, ¿vivir?

Era previsible. El observador, en tanto escritor de novelas, verá lo que ya sabía: “Ella desespera, enloquecerá a fuerza de acordarse una y otra vez

Reclamo inquietante

Hace días que duerme poco. Se le escapa la paz momentánea de un tiempo columpiado en sus misterios. Tiene un encargo: una urgencia de definiciones

Pretextos para escribir, ¿vivir?

Era previsible. El observador, en tanto escritor de novelas, verá lo que ya sabía: “Ella desespera, enloquecerá a fuerza de acordarse una y otra vez