“El teatro es mi forma de vida…”

A los 13 años, Gabriel Contente interpretó en el escenario nada menos que a Yago, uno de los grandes villanos de Shakespeare, en la obra Otelo. A la misma edad recreó la fábula de Caperucita Roja y la convirtió en un cuento muy atrevido. “El teatro es mi forma de vida. Es lo que siempre he querido hacer. Cuando era niño les decía a todos que era actor. Mira, no dije ‘quiero ser actor’, ya era un ‘soy actor’”, dice.

Fue con esta inmensa pasión que, a la edad de 13 años, convenció a sus padres de cambiarse de escuela para poder tomar un curso de teatro. “Tenía muchas ganas de ir a la CAL (Casa das Artes de Laranjeiras), pero mis padres no podían pagar la escuela privada en la que estudié y el curso. Pregunté si me darían el curso si aprobaba una buena escuela pública. Lo hicieron. Estudié mucho y logré trasladarme a Pedro II”, cuenta.

Gabriel Contente llegó a Suerte de vivir por Fabio Zambroni, el director de casting, con el que anteriormente había trabajado. Fue aceptado además por los escritores de la telenovela, que conocían sus trabajos anteriores.

Sobre la preparación para interpretar a Vicente, explicó en una entrevista publicada en el sitio Correio Braziliense:

“Siempre empiezo la creación de personajes de adentro hacia afuera…, primero pienso en lo que le gusta a ese personaje, qué relación tiene con las personas que lo rodean, qué quiere de la vida, cuál es su ética individual, etc. La mayor parte de esta información la tomo del propio texto y las que no existen las creo. Vicente no es más que yo mismo, Gabriel, con esas vivencias y opiniones del personaje. Ciertamente me inspiran muchos discursos que he escuchado de otras personas o personajes públicos, y cómo hablaban para construir el discurso prejuicioso de Vicente, por ejemplo… También empecé a ver muchos partidos de baloncesto y a jugar con la gente del vertedero.”

En le telenovela es habitual ver a Vicente, Gabriel Contente, encestando y mostrando una gran intimidad con el baloncesto. Sin embargo, antes el actor no tenía mucha destreza en el deporte. Durante todo el proceso de construcción del personaje, descubrió una nueva pasión. “Esa fue la mejor parte. No jugué mucho al baloncesto. Incluso antes de comenzar a entrenar en Globo, comencé a jugar en Aterro para practicar. Pero realmente comencé a jugar correctamente cuando recibí entrenamiento… Descubrí una nueva pasión. El baloncesto es increíblemente adictivo.”, aprecia.

En la trama de Suerte de vivir, Vicente Machado es el único hijo de Eugenia y Machado, interpretado por Helena Fernandes y Eduardo Galvão. Al contrario de lo que esperan los padres, él no quiere estudiar leyes, sueña con unirse a la NBA o a una universidad estadounidense como atleta. Conoce a Gabriela, papel de Giovanna Coimbra, en el equipo de baloncesto. Los dos están en una relación de gato y ratón. “Vicente es un chico rebelde, explosivo, mimado, terco y soñador”, define.

“Empezó siendo muy machista, pero conforme avanza la historia vemos que tiene mucho que ver con su crianza, por sus padres, que lo trataban de forma conservadora. También estropea demasiado. Cree que puede con todo, entonces tiene estos valores un poco distorsionados”, dice.

Gabriel comenzó temprano en el mundo del arte. A los 13 años empezó a tomar clases de teatro y música y acabó convirtiéndose, poco a poco, en un artista plural. Se graduó en la Facultad de Artes Escénicas de Río de Janeiro y hoy, a los 23 años, ya tiene dos películas en su currículum, unas obras de teatro escritas –una de las cuales, Natal, fue proyectada bajo la dirección de Rose Abdallah– y afronta su tercera novela.

El actor participó en Totalmente Demais, en 2015, y luego saltó a la fama junto a Felipe Kavaco en Malhação: Vidas Brasileiras, en 2018. Para él, su segundo trabajo en TV impulsó especialmente su carrera entre actores y directores. También incursionó en el cine en Intimidad entre extraños de 2018.

Además de ser actor, Gabriel Contente también invierte en música, poesía y textos para la escena, que le permitió dar vida al personaje de Harry Potter en el musical A Very Potter Musical, que se presentó en Río de Janeiro a mediados de 2015. En 2020, Gabriel se dedicará a otras producciones de cine y televisión, pero promete debutar como director de teatro muy pronto, con la obra Primavera Cinzenta, cuyo texto también es suyo.

Todo parece indicar, que el Vicente de Suerte de vivir, tiene un futuro prometedor como Gabriel Contente en su carrera. Aún quedan muchos capítulos para conocer cómo terminará este chico que sus padres no dejan crecer.

***

Fuentes consultadas y fotos: Correiodoestado, Revista Quem y Contigo, Gshow, blogs.correiobraziliense, Purebreak,OTvFoco, UOL,MaisNovelas

Comparte en redes sociales:

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te Recomendamos