antonio-fagundes

La fuerza de la amistad

Antonio Fagundes es de los actores brasileños más conocidos y admirados por el público cubano. Su papel en la telenovela «El rey del ganado» conquistó para siempre a nuestra teleaudiencia.

Antônio José da Silva Fagundes Filho, nació en Río de Janeiro el 18 de abril de 1949. Se mudó con sus padres a São Paulo a los ocho años de edad. Descubrió su don para el teatro a partir de las obras que hacía en el Colegio Rio Branco, donde estudió. Actuó por primera vez en la televisión en 1969, en la telenovela El hombre no es Dios, de TV Tupi. Comenzó en la Rede Globo en 1976, con la telenovela Saramandaia.

En Saramandaia

A lo largo de su trayectoria, apostó por tramas que abordaron temas movilizadores, crearon moda y tendencias. Antonio Fagundes es uno de los mejores actores de Brasil. Es un veterano de la actuación, que lleva al público a disimiles situaciones con cada personaje: Renacer, Por Amor, Insensato Corazón, El rey del ganado, Mujeres de arena, Vale todo, entre muchos otros.

En Suerte de vivir, el veterano Antonio Fagundes interpreta al empresario Alberto Prado Montero, dueño de una editorial de libros que ama como a sus hijos. Un anciano gruñón y enfermizo, que descubre que le queda poco tiempo de vida. Un hombre que estuvo años vendiendo enciclopedias de puerta en puerta hasta que logró fundar su propia editorial. El personaje, sin embargo, vive un drama, enfrentado a una enfermedad terminal, que lo dejará en silla de ruedas, y con la empresa a punto de quebrar.

Conozca a Alberto Prado Montero.

Alberto es un tipo amargado, con muchos problemas familiares sin resolver, pero Antonio Fagundes aun así logró encontrar un gran rasgo en común con su nuevo personaje: “Tuve la suerte de conseguir un personaje al que le gustan los libros como a mí. Tengo un problema: compro más libros de los que puedo leer. Pero disfruto mucho leyendo, lo hago entre grabaciones”.

Consultado sobre la trama, Fagundes dio su visión: “Creo que [el éxito fue] por eso, la pasión que los dos tienen por la literatura. Por un lado, un editor de libros que sabe todo sobre literatura, por otro, una persona apasionada por los libros, pero sin acceso. Fue un intercambio hermoso, de ganas de saber, de intereses”, evaluó el actor.

Alberto Prado Montero con su autoritarismo tiene grandes problemas con sus hijos Marcos y Nana. El más cercano a él, Marcos (Rômulo Estrela ) se fue lejos, por no aceptar la fuerte personalidad de su padre. Pero Mariana ( Fabíula Nascimento) se queda a su lado en la editorial. Es una relación difícil, que a lo largo de la trama se irá transformando con el cambio de Alberto.

Con sus hijos Nana, Fabiula Nascimento y Marcos, Romulo Estrela.

“Entendemos que Bom Sucesso es una telenovela que habla de la vida, de la belleza de la vida y de lo importante que es para nosotros saber vivir, aunque sea por poco tiempo. Da gusto ver un personaje que se interesa y otro que tiene cosas para dar. El éxito vino de ahí”, dijo Fagundes

Junto a Paloma, papel interpretado por Grazi Massafera.

Durante toda su carrera Antonio Fagundes ha recibido numerosos premios y trofeos por su desempeño en el teatro, el cine y la televisión de su país. Después de 44 años de hacer de galán de telenovelas, quedó fuera de Tv Globo en 2020, uno de sus principales rostros. «Estoy muy bien y con libertad para aceptar lo que quiera», declaró a la Redacción RPP.

Fuentes consultadas: TV Foco, OFuxico, Wikipedia, Opinión, Ecuavisa, Atelevisao, Ecured, Gshow, NoticiasDaTv

3 respuestas

  1. Me encanta la novela, Bohemia y digo Sí al Código de las Familias!!! Gracias socia Aleida por estos vistos dentro de la vida del culebron, jajaja. No en serio, de verdad, Gracias

  2. Me llamó la atención la novela por la defensa que hace de leer y el amor a los libros, algo muy loable en una época donde prima la estupidez informática y en vez de libros la gente expone su intimidad en las redes sociales (y algunos con horribles faltas de ortografía!)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te Recomendamos