LA CRÓNICA

Los libros, la esperanza

Yamilé nos interceptó en el pasillo que conduce a la salida de la escuela. Traía los ojos relucientes y las manos cargadas de maravilla. –Dime

Los libros, la esperanza

Yamilé nos interceptó en el pasillo que conduce a la salida de la escuela. Traía los ojos relucientes y las manos cargadas de maravilla. –Dime

Eva en el baño

Una muestra de amor y devoción quiso regalar Carlos Enríquez a la francesa Eva Fréjaville. ¿Cómo brotó la idea? ¿Pensaba tener a la muchacha de

Frutas de mi memoria

Si nos hubiesen dicho: “De esa fruta no comerás”, jamás lo hubiésemos creído. Cuando visitábamos la finca de mi bisabuelo Juancito, durante los épicos años

Eva en el baño

Una muestra de amor y devoción quiso regalar Carlos Enríquez a la francesa Eva Fréjaville. ¿Cómo brotó la idea? ¿Pensaba tener a la muchacha de

Frutas de mi memoria

Si nos hubiesen dicho: “De esa fruta no comerás”, jamás lo hubiésemos creído. Cuando visitábamos la finca de mi bisabuelo Juancito, durante los épicos años