Fomentar la alta cultura sonora y rítmica de los públicos

Una máxima de amplio liderazgo en Cubadisco 2024, dedicado a la música campesina. Colombia es el país invitado de honor


Quienes aprehenden, luego enseñan, y de nuevo incorporan prácticas e imaginarios. Es un viaje intenso, cálido, pleno de idas y vueltas, inacabado, establece jerarquías y valores culturales, cada protagonista lo asume desde la conciencia y el alma. Cubadisco 2024 privilegia la música campesina y Colombia es el país invitado de honor. Estas pautas hacen pensar en amplios y diversos periplos abiertos al descubrimiento sin límites.

Lo destacaron durante un encuentro con la prensa cultural decisores y expertos interesados en fortalecer plataformas de promoción de la discografía cubana y seguir acercándonos al mundo.

Luis Paz, Papillo, repentista, cultor raigal de tímbricas y sonoridades campesinas. / Leyva Benítez.

Un genuino cultor de raigambres campesinas, Luis Paz, Papillo, repentista virtuoso, hizo énfasis en la jornada Cuba de Guateque y punto, pues el 17 de mayo, Día del campesino, tendrá lugar una gran fiesta guajira por todo el país. Décimas, improvisaciones, inteligencias individuales y colectivas darán paso al encantamiento de celebraciones esperadas.

La comunicación es un hecho social y la sociedad no puede ser concebida sin ella. Entre ambas, existen estrechas relaciones de interdependencia, lo que afecta a una, influye en la otra. Al unísono, dinámicas comunicativas en las redes originan formas de seducir a públicos entrenados en el paso del Homo sapiens al Homo videns. No obstante, hoy existen muchas faenas por hacer. Los centros difusores descuellan en esta dirección. Son compañeros de travesía y, al unísono, generan propuestas en teatros, medios de comunicación audiovisuales, salas de conciertos, centros educacionales, espacios íntimos y colectivos. Todos influyen en el amplio sentido de ampliar el universo cognoscitivo de las músicas, sí, en plural, pues aportan canales y lenguajes contemporáneos de amplio disfrute desde edades tempranas.

De ningún modo Cubadisco 2024, la Feria Internacional de la industria musical, es ajena al panorama descrito. La recepción propicia la lectura de estrategias hacia la conquista paulatina del conocimiento, entendiendo estas en dimensiones de formas, contenidos, códigos que rigen disímiles construcciones y decodificaciones. Lo vislumbró hace tiempo Roland Barthes: “Es notorio que la música post-serial de hoy día ha modificado considerablemente el papel del intérprete, pues le exige ser de algún modo coautor de la partitura, debe intentar completarla antes que darle expresión. El texto se parece a una partitura: requiere del lector una participación activa”.

Foto./ Leyva Benítez.

¿Cómo escuchamos sonoridades, ritmos, melodías, letras de canciones? ¿Será diferente en el futuro? ¿Qué o quiénes determinan los juicios sobre valores de índoles ética, estética y humanista? El Simposio Internacional Cubadisco, en voces de numerosos expertos, reflexionó sobre vías en provecho del despeje de interrogantes mediante intercambios de ideas y pensamientos. Pero es insuficiente decirlo solo en algún momento, los diálogos creativos deben tener continuidad. Ocurre que cuando concluyen festivales y eventos se cierran los telones. El silencio afecta la memoria y el reconocimiento de valores auténticos. El disco como producto cultural participa en los procesos de enseñanza aprendizaje, el acontecer histórico y el enriquecimiento de nuestro patrimonio.

Aportes fundacionales de compositores e intérpretes consagrados y jóvenes abren cauces de acceso a saberes y resignificaciones conceptuales. Dan fe de esto, por ejemplo, Tesoros Latinoamericanos, de la Camerata Romeu, del Centro Nacional de Música de Concierto-Cugate Clásicos Latinos (Premio a la maestría artística).

El actor René de la Cruz participará en el concierto Versos en la piel dedicado a las músicas y la poesía. / Leyva Benítez.

No es el único registro de las savias nutricias donde los creadores buscan, profundizan e indagan. También lo demostró el Concierto Versos en la piel recreado por Pedro Grimaldi, Julio Montoro, Alma Latina y el actor René de la Cruz. Según comentó a BOHEMIA: “El abrazo de poéticas es un nexo insustituible. Ayuda a conocernos y reconocernos, beneficia el gusto estético, pues este depende de la facultad de captar matices, variaciones visuales, auditivas”.

Ninguna ruta puede agotarse. Los programas radiales y televisivos son espacios idóneos para abordar procesos que gestan fenómenos esenciales del ser y el quehacer artístico en los entornos socioculturales. Ciertamente, las emisoras provinciales y los telecentros difunden acontecimientos y valores locales, pero aún la mayoría son desconocidos en los ámbitos nacional e internacional.

El acercamiento a lo diverso propicia unidad. Incentiva que cada persona pueda discriminar entre lo efímero y lo circunstancial. Cubadisco patentiza el arraigo de tradiciones. Son infinitas las virtudes inherentes a técnicas musicales, incursiones en la polirítmica, el lirismo, la elegancia, el repertorio y las ejecuciones en fonogramas apenas conocidos. Fomentar la alta cultura musical requiere de esfuerzos conjuntos institucional, y académico ajenos a cualquier barrera.

Jamás lo olvidemos, las músicas expresan los patrones de cambios de las subjetividades culturales y contrarrestan las influencias enajenantes. Bien merecen la pena los disfrutes gustosos de las culturas resistentes, vívidas, ancestrales, contemporáneas. De estos tiempos y del futuro.

Músicos de varios países defienden raigambres y renovaciones durante fructíferos intercambios. / Leyva Benítez.

Comparte en redes sociales:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te Recomendamos